Última Hora

Andrey Amador y el equipo Ineos Grenadiers afrontan la última semana de la Vuelta a España con la misión de sostener la camiseta de líder en manos de Richard Carapaz.

El capo ecuatoriano se vistió de rojo el domingo, en la víspera del último día de descanso para afrontar las últimas cinco etapas que los lleve a la gloria en Madrid.

Para el tico fue su peor día. Sufrió una caída y no pudo ayudar a Carapaz en el momento clave de la subida, tal y como lo demostró en las etapas anteriores.

Por dicha del nacional salió ileso y, aunque bajó hasta la casilla 56 de la clasificación general, algo secundario en sus objetivos, Andrey está recuperado para entregarse a fondo en pro de su ‘compis’ Carapaz.

La ‘Locomotora del Carchi’, quien cuenta con 10 segundos de ventaja sobre Primoz Roglic (Jumbo- Visma), deberá defenderse por sí solo este martes en la reanudación de la competencia con una contrarreloj individual de 33,7 kilómetros.

Luego se vendrán tres etapas de media montaña, entre ellas la más larga de esta edición con 230 km programada para el jueves.

La semana la rematará el duro ascenso al Alto de la Covatilla en la penúltima etapa, 178 kilómetros de alta montaña donde los favoritos tendrán un último enfrentamiento para definir al ganador.

El domingo la última etapa de 124 kilómetros de terreno llano entre el Hipódromo de la Zarzuela y Madrid se perfila como paseo para el vencedor y el chance para que los spriters sumen un nuevo triunfo en línea de meta.