Última Hora

Por Pablo Vargas | pvargas@revistalevelup.com.

'The Boys' (Amazon Prime) se ha convertido con méritos propios en una de las mejores series de televisión que nos haya regalado el nuevo modelo de producciones originales de grandes plataformas de streaming como lo son Netflix, Amazon Prime Video, HBO Go y Disney+.

Con una historia cargada de personajes bien construidos, giros inesperados y una trama compleja y madura, no se corta en lo absoluto en representar un mundo de ficción cruel, hipócrita y sin misericordia, donde no existen los colores blancos o negros, sino una despiadada gama de matices grises que nos lanzan interrogantes y una fuerte crítica al mundo real en el que vivimos, tocando nuestras emociones o escupiéndonos a la cara sin dudarlo.

Ambientada en un universo en el que los individuos con súperpoderes son reconocidos como héroes por el público en general y trabajan para la corporación Vought International, que los comercializa y monetiza a la vieja usanza capitalista.

Los superhéroes más populares del momento son conocidos como 'The Seven' (Los siete), encabezados por 'Homelander', un fiel ejemplo de todo lo que Bruce Wayne ha dicho que Superman podría convertirse si se aleja de la línea del bien: un superhéroe narcisista, inestable y despiadado, que se regocija en la muerte como un medio y considera que un semidios que puede hacer lo que deseen sin consecuencias. Y no, la referencia al universo de DC no es gratuita.

Cada uno de los personajes que integran 'The Seven' es una brutal sátira y crítica al mundo actual de los superhéroes: 'Homelander' es una torcida mezcla entre 'Superman' y 'Capitán América', 'Queen Maeve' es el arquetipo de poder femenino, bisexual y con problemas de alcoholismo de 'La Mujer Maravilla', 'A-Train' es una clara referencia a 'The Flash' sumergido en un mundo de excesos y drogas, 'The Deep' es la versión depravada de 'Aquaman' que abusa sexualmente de las aspirantes a super heroínas, 'Traslucent' es un pervertido egomaníaco que aprovecha sus poderes de invisibilidad para acosar a las mujeres en baños públicos y 'Black Noir' es una clara referencia al Caballero de la Noche si decidiese abrazar el camino de la venganza.

Del otro lado de la acera, se encuentran un grupo de vigilantes y antihéroes que buscan acabar con 'The Seven' y hacerle pagar por sus crímenes: Billy Butcher, un hombre que busca venganza por la violación y desaparición de su esposa a manos de 'Homelander', M.M. y Frenchie, dos exmilitares de operaciones especiales que cargan en su consciencia el no poder evitar la muerte de dos niños que fueron quemados vivos por 'El Farolero', un antiguo y retirado miembro de 'The Seven' y Hughie Campbell, un joven con una vida normal y aburrida que se une a 'The Boys' después de que su novia sea asesinada por uno de los Siete.

No obstante, la historia planteada en el papel va más allá de la tradicional lucha del bien y el mal: cada uno de los personajes (tanto del grupo de 'The Boys' como 'The Seven') carga en sus huesos con traumas personales, pasados oscuros y múltiples daños emocionales, que logran hacer que los amemos y odiemos en partes iguales.

La complejidad de sus caracteres nos muestra, conforme avanza la historia, que hay más en ellos de lo que vemos en la superficie... Mucho, mucho, más. Un claro ejemplo de ello es 'Homelander' y 'The Butcher', la percepción que formaremos sobre sus acciones, en su primer episodio, no será nunca la misma con su imponente final de temporada.

Y esa es la clave de la producción que Eric Kriple, Evan Goldberg y Seth Rogen firman para Amazon Prime: crear una historia madura, concisa y perfecta que avanza dándonos las dosis correctas de información en su primera temporada y dejando en ascuas los puntos claves para querer que sigamos pegados a la pantalla con el fin de descubrir a fondo la verdadera historia y trasfondo de cada uno de sus personajes.

Su final, sublime. Un cliffhanger que nos deja completamente de cabeza, con cientos de interrogantes y con ganas de más. Una pieza de arte.

Calificación final: 9/10