Última Hora

Muchas personas dejan de lado su pasión y se dedican a trabajos convencionales porque no creen que sea posible vivir del arte.

Por eso, hoy queremos inspirarle con la historia de Víctor Manuel Rodríguez. Este joven costarricense demuestra que, cuando se trabaja con amor y convicción, es posible hacer una carrera en la pintura y hasta dejar muy en alto el nombre de Costa Rica.

No se pierda los detalles en el video adjunto.