Última Hora

Blog

Envejecimiento de la población

Para las personas envejecer no es tan malo, si se considera la alternativa (no envejecer). Ahora bien, para un país el envejecimiento de su población tiene ventajas y presenta desafíos.

Miguel Gutiérrez-Saxe 15/4/2015 03:08

Para las personas envejecer no es tan malo, si se considera la alternativa (no envejecer).

Ahora bien, para un país el envejecimiento de su población tiene ventajas y presenta desafíos.

Envejece la población cuando baja la fecundidad muy rápido y también la mortalidad, aunque más lentamente. La gente aumenta su esperanza de vida, el nivel de desarrollo, también el tenor de vida (dispone de más bienes y servicios) y puede ser que su nivel educativo.

Ya Costa Rica no tiene  los niveles de fecundidad de años atrás, por lo que los grupos de menores edades no son tan grandes. También la gente mayor tiende a sobrevivir más tiempo, aunque no siempre en condiciones saludables. Proporcionalmente, hay mucha población económicamente activa, lo que está dando al país lo que se llama un bono demográfico.

Recientemente, el grupo de edad en el país que crece más rápidamente es el de adultos mayores; crecen rápidamente los dependientes mayores; no crecen así los dependientes menores de edad. Pronto la proporción de población económicamente activa tenderá a disminuir, lo que acaba con el periodo de bono demográfico.

En una generación nos quedaremos estancados en unos seis millones de habitantes. Habrá muchos dependientes mayores para una población activa proporcionalmente más pequeña.

Esto plantea muchos desafíos, entre ellos a la seguridad social  (a la salud y a las pensiones) y al crecimiento económico:

A la salud, pues el perfil de enfermedad depende de la edad de la gente. Los mayores tienen padecimientos crónicos (de atención reiterada y costosa): diabetes, cardiovasculares, cáncer, etc. Esto impacta e impactará aún más en  los costes de atención de la seguridad social del país, o de las familias.

A las pensiones, pues una mayor cantidad de pensionados, que viven más tiempo,  será financiado con las cuotas de un grupo de población económicamente activa más reducido.

Al crecimiento de la economía, pues ya no se podrá crecer simplemente agregando más trabajo y capital. El crecimiento será posible solo mediante incrementos en la productividad.

Entonces, el pura vida resultó relativo. Efectivamente, debemos de invertir mucho en la gente, en su educación, en su productividad, en su estilo de vida para que la sociedad pueda hacerle frente a esos desafíos.

Lástima el tiempo perdido.