Última Hora
Decenas de civiles fueron evacuados de la sitiada acería Azovstal en Mariúpol después de semanas de asedio.

La enorme zona industrial es el último bastión de Ucrania en esta ciudad de importancia estratégica en el sureste del país tomada por las tropas rusas.

El presidente ucraniano, Volodymyr Zelensky, dijo en tanto que un gran grupo se dirige hacia Zaporiyia, ciudad de la que Ucrania mantiene el control.

"El primer grupo de unas 100 personas ya se dirige al área controlada", tuiteó. "Mañana nos reuniremos con ellos en Zaporiyia. ¡Agradecidos con nuestro equipo! Ahora ellos, junto con la ONU, están trabajando en la evacuación de otros civiles de la planta".

Naciones Unidas confirmó su participación en la operación, junto con la Cruz Roja y las "partes del conflicto".

El convoy de evacuación llegó el sábado por la mañana, informó la ONU, pero no dio detalles sobre a dónde se llevaba a las personas o cuántas se habían ido. Alegó que compartir detalles podría poner en peligro la seguridad de la operación.

La información surgió tras informes contradictorios en los medios sobre el destino de una veintena de civiles que lograron escapar desde la noche del sábado.

Vista aérea de la acería Azovstal el 29 de abril.
Maxar
Vista aérea de la acería Azovstal el 29 de abril.

El Ministerio de Defensa ruso dijo que unos 80 civiles abandonaron la acería sitiada y fueron llevados a Bezimenne, un pueblo en Ucrania controlado por Rusia. Se les está brindando atención médica y suministros, agregó.

En un comunicado difundido por medios rusos, el ministerio también afirmó que los civiles que querían partir hacia las áreas controladas por Ucrania "fueron entregados a representantes de la ONU y del Comité Internacional de la Cruz Roja".

La agencia de noticias Reuters informó que uno de sus fotógrafos apostados en el pueblo había visto llegar a más de 50 civiles en un convoy, e informó que el personal de la ONU estaba en el área.

Atrapados y en una situación límite

Autoridades de ambos países mantienen negociaciones para la liberación de los aproximadamente 1.000 civiles que aún permanecen atrapados en el interior de Azovstal.

"Bloqueen esta zona industrial para que no pueda pasar ni una mosca", indicó Putin a sus tropas la semana pasada, tras anunciar que la ciudad de Mariúpol había sido tomada.

El alcalde de Mariúpol, Vadym Boychenko, declaró a la BBC que las personas que permanecen dentro de la fábrica están "en el límite entre la vida y la muerte".

"Están esperando, rezando por un rescate. Es difícil decir cuántos días u horas tenemos para salvarles la vida", alegó.

El plan de Putin en el sur de Ucrania

Rusia está intensificando su ofensiva en el este de Ucrania.

Tomar Mariúpol sería clave en el plan de Moscú de apoderarse de toda la costa sur de Ucrania, lo que uniría las regiones separatistas prorrusas como Donetsk y Luhansk, en el este del país, con Crimea, que Rusia ya anexó en 2014.

Edificios destruidos en Mariúpol.
Getty Images
Las tropas rusas tomaron Mariúpol con su estrategia de destrucción total.

También permitiría el acceso a la región prorrusa de Transnistria a través de la frontera occidental de Ucrania en Moldavia.

El sábado se escucharon tres fuertes explosiones en la ciudad portuaria de Odesa, en el suroeste, que según las autoridades destruyeron la pista del aeropuerto, dejándola inutilizable.

Un portavoz del Ministerio de Defensa de Ucrania, Oleksandr Motuzyanyk, aseguró que las tropas rusas "están aumentando la intensidad de su ofensiva en el este de Ucrania de forma gradual y simultánea en todas las direcciones".

Moscú retiró a sus soldados de las regiones alrededor de Kiev hace semanas para desplegarlas en el este de Ucrania.

"Hay indicios de que el agresor se está preparando para activar aún más sus acciones militares", sentenció el coronel Motuzyanyk.


Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

https://www.youtube.com/watch?v=Y4SuK4Nr2-s