Última Hora

La Serie Mundial de béisbol regresa a Houston con los Bravos de Atlanta al frente por 3-2 contra los Astros de Houston, para los Juegos 6 y 7, este último si es necesario, con un posible duelo de pitcheo entre el mexicano José Urquidy (Astros) y Max Fried (Bravos).

Para el martes en el Juego 6 los Bravos anunciaron a Fried para tratar de levantar el trofeo, mientras que los Astros posiblemente dependerán de Urquidy para llevar la Serie a siete juegos.

Cinco de las últimas diez Series Mundiales se han ido al máximo de siete juegos, la última la de 2019, cuando los Nacionales de Washington le ganaron precisamente a los Astros de Houston.

Los Astros han ido a tres Series Mundiales en los últimos cinco años, ganando solamente la del 2017 a los Dodgers de Los Ángeles.

Los Astros vinieron de atrás en el Juego 5 del domingo y se recuperaron de un Grand Slam en el mismo primer inning de Adam Duvall, una acción ofensiva que mentalmente puede sacar de paso al equipo contrario.

Empero, los Astros mantuvieron vivas sus esperanzas de campeonato al derrotar 9x5 a los Bravos y se acercaron 3-2 en el tope.

Por su parte, los Bravos, que vieron romperse una racha de 7-0 en casa en los playoffs este año, no pudieron convertirse en el primer equipo en ganar la corona en su propio estadio desde que los Medias Rojas de Boston lo hicieron en el 2013.

Los Bravos llegaron a la Serie Mundial por primera vez desde 1999 (perdieron con los Yankees) y buscan su primera corona de Clásico de Otoño desde 1995, cuando vencieron a los Indios de Cleveland.

Atlanta también busca su cuarta corona de las Mayores en la historia de la franquicia. Los Bravos ganaron en 1957 cuando tenían su base en Milwaukee y en 1914 cuando Boston era su casa.

No muchos daban crédito a que los Bravos estarían en este nivel a estas alturas, en cambio dejaron a dos equipos en el camino con etiquetas de favoritos como los Cerveceros de Milwaukee y los hasta entonces campeones defensores Dodgers de Los Angeles, considerados para repetir la hazaña.

Sello latino sigue vigente

El sello de los latinoamericanos ha estado plasmado desde el primer juego de esta Serie Mundial.

Los Astros cuentan en sus filas con el cubano Yordan Alvarez, el MVP del campeonato de la Liga Americana, y los Bravos con el boricua Eddie Rosario, el MVP del Campeonato de la Nacional.

Nadie duda que el MVP de esta Serie Mundial pudiera ser un jugador de esa región, que sería el primero desde que el receptor venezolano Salvador Pérez lo fue en el 2015, año en que sus Reales de Kansas City vencieron a los Mets de Nueva York.

En el priemr partido de la actual Serie Mundial el destaque fue para el cubano Jorge Soler, quien lució también en el cuarto juego, ambos con jonrones.

En el primer partido, que ganaron los Bravos, Soler se convirtió en el único pelotero que ha bateado un jonrón en el turno inicial de una Serie Mundial. En el segundo, jonroneó para decidir el pleito 3x2 con un bambinazo de línea para poner a los Astros contra la pared.

También está el venezolano José Altuve (Astros) con dos bambinazos, para llegar a 23 en postemporadas y quedarse como segundo solitario en la lista de todos los tiempos con esa cantidad. El líder es el dominicano Manny Ramírez con 29.

Youtube Teletica