Última Hora

La noticia la dio a conocer este martes el equipo de los Washington Wizards: su estrella Bradley Beal no participará del reinicio de la temporada NBA en Orlando.

A poco más de 20 días para que la NBA regrese a la duela, la liga sigue encontrando baches de camino a Disney, donde se jugarán los partidos de fase regular y los play-offs.

Luego de meses trabajando en los diversos protocolos para asegurarse que se pudiera jugar baloncesto con la menor cantidad de riesgos a la salud de los cientos de participantes, la liga se ha tenido que enfrentar varios problemas.

Aumento de casos.

La situación sanitaria se viene deteriorando en las últimas semanas con el gran aumento de casos de coronavirus en el estado de Florida, donde se han registrado más de 100.000 nuevos contagios desde el 19 de junio.

El condado de Orange, donde se encuentra Orlando en la Florida, ha visto un crecimiento exponencial de los casos de COVID-19, llegando este martes a los 14.407 confirmados según información de la Johns Hopkins University.

La preocupación radica en que los trabajadores de Disney no forman parte de la burbuja protectora y estos tendrán contacto con los equipos.

Varios equipos, sin siquiera poner un pie en Orlando han procedido a cerrar sus instalaciones ante el avance de la enfermedad en varios estados del país norteamericano.

ESPN informó que los Bucks cerraron las instalaciones después de recibir los resultados de las pruebas de COVID-19 realizadas el viernes, aunque no estaba claro cuántos podrían haber dado positivo.

Según el informe, el equipo no permitirá que los jugadores vuelvan a entrenar hasta que salgan el jueves a Florida.

Milwaukee es solo el último equipo de la NBA en detener los entrenamientos individuales en sus instalaciones de práctica por preocupaciones sobre el coronavirus después de Los Angeles Clippers, Denver Nuggets y Miami Heat.

Jugadores ausentes.

Tan pronto se dio a conocer que la NBA volvería, varios jugadores decidieron comunicar que faltarían la cita, por razones que van desde médicas, hasta personales y Beal ha sido el último nombre en sumarse a esa lista.

Beal, de 27 años, promedió esta temporada 30,5 puntos - la segunda cifra más alta de la NBA tras James Harden (Houston Rockets) - 6,1 asistencias y 3 triples por partido.

La baja de Beal reduce significativamente las opciones de los Wizards para clasificar a los playoffs.

El equipo de Washington, que tampoco podrá contar con el ala-pívot letón Davis Bertans, quien renunció para prevenir lesiones, se ubica en la novena posición a 5,5 victorias de distancia de los Orlando Magic, que ocupan la última plaza que da boleto a la postemporada.

Beal será una de las grandes ausencias del final de temporada, en el que tampoco estarán por diferentes motivos el escolta All-Star Victor Oladipo (Indiana Pacers) y los aleros Avery Bradley (Los Angeles Lakers) y Trevor Ariza (Portland Trail Blazers), entre otros.

La actual temporada de la NBA, suspendida desde el 12 de marzo por la pandemia, se reanudará el 30 de julio con 22 equipos peleando por el título.

Los equipos se concentrarán y jugarán a puerta cerrada en el complejo deportivo de Disney World.