Última Hora

Miami, Estados Unidos | El partido de la NBA entre Boston Celtics y Miami Heat se pospuso este domingo debido a que los protocolos de seguridad relacionados con covid-19 dejaron al equipo de la Florida con menos jugadores disponibles que el mínimo requerido por la Liga.

"Debido al seguimiento de contactos de rastreo con el Heat, el equipo no tiene los ocho jugadores disponibles requeridos por la liga para continuar con el juego de esta noche contra los Celtics", dijo la NBA en un comunicado.

Los Celtics ya habían dicho que tendrían un mínimo de ocho jugadores en uniforme, con siete de sus basquetbolistas ausentes debido a pruebas positivas o amenazas de exposición.

El informe de lesionados del Heat el domingo por la tarde enumeró a Avery Bradley como fuera debido a los protocolos de salud y seguridad.

El sitio web del Athletic informó que un jugador del Heat había devuelto una prueba de covid-19 no concluyente.

Después de nuevas medidas de rastreo de contactos de la NBA, se consideró que suficientes jugadores habían estado en riesgo de exposición llevando al aplazamiento forzado del juego.

Es el segundo juego de la NBA de esta temporada que se pospone debido a los protocolos de seguridad del coronavirus.

Un juego entre los Houston Rockets y el Oklahoma City Thunder se pospuso en la primera semana de la temporada regular 2020-2021. En ese momento, las medidas de rastreo de contactos y las lesiones dejaron a los Rockets con menos de ocho jugadores disponibles.

Los Celtics y Heat se enfrentaron en Miami el miércoles pasado. Desde entonces, el líder anotador de Boston, Jayson Tatum, y el líder de bloqueos, Robert Williams, han dado positivo por covid-19.

También fueron marginados el domingo debido a los protocolos de salud de la NBA, Jaylen Brown, Javonte Green, Semi Ojeleye, Tristan Thompson y Grant Williams de Boston.

El Heat está programado para jugar el martes y jueves en Filadelfia, donde los 76ers han lidiado con ausencias relacionadas con el coronavirus.

El entrenador de Filadelfia, Doc Rivers, dijo que tuvo que poner uniforme a un jugador lesionado para tener el mínimo los ocho jugadores disponibles para un juego en casa contra Denver el sábado, que los Nuggets ganaron cómodamente 115-103.

Rivers dijo el sábado que pensaba que el juego debería posponerse. Y el entrenador de los Nuggets, Mike Malone, quien estuvo sin Michael Porter debido a una cuarentena relacionada con covid, dijo que pensaba que la liga "comenzaría a ver más de esto".