Última Hora

Salt Lake City, Estados Unidos | El astro Donovan Mitchell dio un recital ofensivo el martes en los playoffs de la NBA para darle a sus Utah Jazz su primera victoria en semifinales de la Conferencia Oeste, mientras que los Philadelphia 76ers igualaron su serie en el Este ante los Atlanta Hawks.

Mitchell tuvo una noche de fiesta para guiar a sus Jazz en una victoria de 112-109 sobre Los Angeles Clippers, para arrancar su serie semifinal del Oeste 1-0 arriba.

Mitchell tuvo una jornada ofensiva muy provechosa con 45 puntos y los Jazz buscarán extender su historia perfecta de playoffs contra los Clippers a los que le han ganador tres series seguidas anteriores (1992, 1997 y 2017).

Esa es la mayor cantidad de victorias en series de playoffs de Utah sin una derrota contra un oponente, y es la mayor cantidad de reveses de los Clippers sin una victoria contra un enemigo.

Otros destacados por los de Utah fueron Jordan Clarkson y el bosnio Bojan Bogdanovic, con 18 puntos cada uno. El francés Rudy Gobert destacó en el apartado de rebotes con 13 capturas debajo de los tableros.

El próximo partido de esta serie al mejor de siete será el jueves en la misma sede de los Jazz.

Mitchell también logró un enceste faltando poco más de un minuto para poner en pizarra el punto 112, mientras que acto seguido Paul George logró un triple con 37 segundos por jugar para acercar el marcador 112-109, pero no le alcanzó al conjunto angelino.

Mitchell hizo la mayor parte de su trabajo en la segunda mitad, anotando 32 puntos para sacar al Jazz de un déficit de dos dígitos.

Mitchell ha promediado 33,45 puntos por partido en las últimas dos postemporadas, el segundo más alto de la NBA, detrás del esloveno Luka Doncic (33,54).

Por los Clippers los mejores fueron Kawhi Leonard, con 23 puntos y siete rebotes, y George con 20 y 11 capturas. Luke Kennard salió de la banca por los Clippers para totalizar 18 cartones.

Leonard venía de acertar el 61.2% de sus tiros contra los Mavericks en la primera ronda, el más alto por un jugador en una serie de postemporada desde que Shaquille O'Neal hizo el 66% para el Magic contra los Pacers en las Finales de la Conferencia Este de 1995.

Los Clippers venían muy inspirados de un excelente séptimo juego en la etapa anterior frente a los Mavericks con 24 de 24 tiros libres, la mayor cantidad de tiros libres sin fallar en un juego de playoffs de la NBA desde que los Spurs terminaron de 25-25 contra Portland en el Juego 3 de las Semifinales de la Conferencia Oeste de 2014.

Pero el Jazz había anotado 120 o más puntos en cada uno de sus últimos cuatro juegos de playoffs, empatando la racha más larga en la historia de los playoffs del equipo. Utah ha tenido cinco juegos consecutivos de más de 120 puntos en la temporada regular solo dos veces, en 1982 y 1984.

- Sixers igualan ante los Hawks -

Previamente, en Filadelfia, los Atlanta Hawks se desinflaron en el último cuarto y los Philadelphia 76ers ganaron 118-102 para igualar la serie de semifinales de la Conferencia Este de la NBA a un triunfo por bando, gracias a un desborde ofensivo del camerunés Joel Embiid.

Embiid terminó la jornada con 40 puntos y 13 rebotes, secundado por Tobias Harris con 22 tantos y Seth Curry con 21 cartones, mientras que Shake Milton terminó con 14 unidades saliendo de la banca.

El australiano Ben Simmons estuvo limitado en la ofensiva con solo cuatro puntos, tres capturas y siete asistencias.

Los Sixers, primeros sembrados del Este, no tardaron mucho en mostrarse como tales y tuvieron un cuarto parcial espectacular al ganarlo 27-18.

Por los Hawks, quinta cabeza de serie en la zona, contaron con 21 puntos de cada uno de Trae Young (11 asistencias también) y el italiano Danilo Gallinari, quien también capturó nueve rebotes saliendo de la banca.

El tercer partido de esta serie al mejor de siete encuentros será el viernes en Atlanta.

El pívot camerunés seguramente se decepcionó al no ser nombrado mejor jugador de la temporada regular (MVP), por delante del serbio Nikola Jokic (Denver), quien fue finalmente honrado con el pergamino.

Pero eso no le molestó en lo más mínimo en la cancha del Wells Fargo Center, donde los fanáticos han estado coreando "¡MVP!" de consuelo, ya que dominó plenamente a la ofensiva.

No fue para nada indigno en el Juego 1 a diferencia de algunos de sus compañeros de equipo, pero nuevamente dio ejemplo en términos de combatividad, todos hicieron lo mismo esta vez.

Como Shake Milton, quien se incendió al final del tercer cuarto con un disparo a distancia y se fueron al pequeño descanso con ventaja de 91-84.

Philadelphia comenzó el último cuarto con una explosión en ese período, que llegó a liderar por 20-4 después de solo cinco minutos de juego, gracias en particular a Harris y Curry, que estuvieron muy certeros a larga distancia.

En la primera mitad fueron muy efectivos por los Hawks el canastero Young, quien estuvo inmenso en el Juego 1 anotando 35 puntos. En esta ocasión, se limitó a 21 unidades y 11 servicios para anotación. Estuvo muy presionado por la buena defensa de Simmons.

Los 76ers pudieron por fin encontrar los ajustes correctos y pudieron desarrollar su juego. Queda por ver cómo reaccionarán los Hawks el viernes en sus predios para el Juego N.3.