Última Hora

Con LeBron James dirigiendo (12 asistencias) y Anthony Davis (37 puntos) ejecutando, Los Angeles Lakers arrollaron este viernes a los Denver Nuggets por 126 a 114 en el primer partido de la final de la conferencia Oeste de la NBA.

Advertidos del peligro de los Nuggets, que vienen de eliminar a los favoritos Los Angeles Clippers con una histórica remontada, LeBron James (15 puntos y 12 asistencias) y Anthony Davis (37 puntos y 10 rebotes) se aplicaron para dar un golpe de autoridad en el arranque de la serie. 

Las jóvenes figuras de los Nuggets, Jamal Murray (21 puntos y 5 asistencias) y Nikola Jokic (21 puntos y 6 rebotes), tuvieron problemas de faltas y estuvieron bien controlados por los experimentados Lakers.

Murray y Jokic fueron los principales responsables de que los Nuggets remontaran desventajas de 3-1 en dos eliminatorias de estos playoffs, ante los Clippers y los Utah Jazz, una gesta que no había logrado ningún equipo antes.

"Es una serie diferente, dos equipos y dos tipos de juego diferentes", dijo Murray sobre los ajustes que tienen que hacer al pasar de los Clippers a los Lakers. "No podemos permitir tantas canastas, tenemos que cambiar el ritmo a nuestro favor".

"Es el primer partido, no hay que reaccionar exageradamente", pidió el base canadiense.

"No defendimos a nadie"

En su vuelta a una final de conferencia diez años después, los Lakers lograron controlar el juego desde el principio del partido y se centraron en neutralizar a Jokic, principal facilitador de la ofensiva de los Nuggets.

La defensa de los veteranos Javale McGee y sobre todo Dwight Howard asfixió al pívot serbio, quien antes del descanso cometió cuatro pérdidas de balón y tres faltas personales, dos de ellas en ataque.

Con un imponente Anthony Davis, que anotó 17 puntos en la primera parte, los Lakers ganaban en carrera a los Nuggets y conseguían canastas en transiciones fáciles, suministradas por LeBron James y el veterano Rajon Rondo (7 puntos y 9 asistencias).

"No defendimos a nadie", lamentó el técnico de los Nuggets, Mike Malone. 

LeBron James activó la alarma en el banquillo angelino cuando en el primer minuto del segundo cuarto se torció el tobillo izquierdo al pisar a Jerami Grant en una entrada a canasta.

El alero, de 35 años, no pareció resentirse después y en menos de un minuto ya había ejecutado una volcada intimidadora.

Jamal Murray se encargó de alimentar el marcador para los Nuggets, con 15 puntos en la primera parte, pero vio también su tercera falta y acompañó a Jokic en el banquillo en los últimos cuatro minutos.

Nada más arrancar el tercer cuarto Jokic vio su cuarta personal, facilitando que se hicieran con la pintura Davis y un rejuvenecido Howard, en una de sus mejores actuaciones de la temporada con 13 puntos, 2 robos y 2 tapones.

"Confiamos en nuestro plan de juego, en lo que hemos estado haciendo durante todo este año", dijo James, que destacó el trabajo de sus compañeros.

El escolta suplente Kentavious Caldwell-Pope destacó con 18 puntos y 3 triples, así como el veterano Rondo, quien este viernes se aupó al décimo lugar de los máximos asistentes de la historia de los playoffs, desplazando de ese puesto a Michael Jordan.

Los Lakers llegaron a tener una ventaja de 25 puntos (109-84) al inicio del último cuarto pero, con ambos equipos jugando con los suplentes, los Nuggets maquillaron el resultado al final.

El segundo partido de la serie se disputará el domingo en la cancha sin espectadores de Disney World (Orlando). Antes se jugará el sábado el tercer partido de la final del Este, dominada por los Miami Heat por 2-0 frente a los Boston Celtics.