Última Hora

Luego de que Los Angeles Lakers se coronaran campeones en ‘la burbuja’ de Orlando, la NBA decidió que la campaña 20-21 arrancara en diciembre y con los equipos de regreso a sus ciudades -casi todos-. La temporada que se juega en medio de un pico de casos de COVID-19 en los Estados Unidos ha sido impredecible, tras dos semanas de cotejos.

Lo primero que salta a la vista al ver la tabla de posiciones es la caída de equipos que se esperaba pelearan por un puesto en los playoffs.

En la Conferencia Este los Nets de Kyrie Irving y Kevin Durant -fuera una semana por contacto relacionado al COVID- son novenos, en puesto para tener que jugar la eliminatoria para clasificar a la liguilla.

En la misma zona está Miami en la casilla 11, con marca de 3-3, meses después de ser finalistas. Además, destaca el mal arranque de los Raptors, que esta temporada no juegan en Toronto, su ciudad de origen, sino que lo hacen en Tampa, Florida.

Los dirigidos por Nick Nurse con marca de 1-5 son penúltimos en el Este y buscan cómo rebotar y colarse en los playoffs.

En el Oeste los Trailbrazers y los Dallas Mavericks están de novenos y décimos, a pesar de que muchos expertos esperan que se clasifiquen a la liguilla sin necesidad de pasar por los juegos clasificatorios.

Los Rockets siguen sufriendo con la historia de James Harden, quien solicitó un traspaso a otro equipo, y con marca de 2-3 han decepcionado en sus primeros partidos.

Datos de NBA.com dan una idea de por qué, a la fecha, equipos como los Cavaliers, Kings y Knicks se encuentran en puesto de playoff.

Los equipos que jugaron en la burbuja durante setiembre han tenido un arranque ganando solo un 51% de sus juegos, mientras que los equipos que no fueron invitados a Orlando han empezado la 20-21 ganando 41% de sus partidos, una mejora al compararlo con el 29.7% de victorias en los primeros partidos de la 19-21.

Otro tema interesante ha sido la poca ventaja que da jugar en casa. sin público en las gradas la duela propia no ha pesado tanto. Wizards (0-4), Thunder (0-3) y Grizzlies (0-4) no han triunfado en sus patios, mientras que un total de nueve equipos han perdido más partidos como locales que los que han ganado.

Si bien es cierto la temporada solo lleva dos semanas, estas son situaciones que vale la pena seguir para ver cómo se va desarrollando una campaña con un inicio totalmente atípico.