Última Hora

Wálter Centeno, técnico del Saprissa, no quiere que sus jugadores entren en ansias y más bien busca que se relajen, que vivan “una vida normal” previo a la gran final que comenzará este domingo ante San Carlos.

El Paté asegura que sus jugadores ya deben estar acostumbrados a la presión de una final y por eso busca que se distraigan con otras cosas.

“Cuando uno tiene presión lo mejor es relajarse y seguir haciendo una vida normal. Es una final, pero tampoco lo es todo. Yo busco hacer un poco de todo para que te quite las ansias, no es nada nuevo para el equipo, de parte mía es darles esa tranquilidad y que, si quieren salir del hotel, que lo hagan o de repente quieren comer algo distinto, pues que lo hagan”, explicó el estratega morado.

Centeno afirma que casi no monitorea noticias previo a la final, para ello prefiere distraerse con otras cosas, como viendo tenis según indicó.

Además, explicó que debe preparar a su equipo para olvidar el cansancio y afrontar cuatro partidos en menos de 10 días si quieren ser campeones nacionales.

“Hay que atacarles la mente. Si tenemos cuatro partidos en menos de 10 días, atacarles la mente y que sepan que por encima del cansancio hay un premio”, mencionó.

“Paté” espera un San Carlos con un juego directo, muy similar a lo que vivió ante Pérez Zeledón en las semifinales.

“Jugamos contra el equipo que más directo juega que era Pérez Zeledón, entonces no será nada nuevo para los muchachos. Ellos saben las soluciones y saben cómo defenderlo, si San Carlos juega así (fútbol directo) nosotros tenemos la solución para eso”, explicó.

Centeno aseguró que “Saborío es un rival complicado”, pero eludió darle mayor importancia al goleador del certamen con 12 tantos.  

Saprissa cuenta con la principal duda de Marvin Angula, quien sufrió un fuerte golpe ante los generaleños el miércoles anterior y será hasta mañana que se sepa si puede o no disputar el primer juego de la final.

De caso contrario, este sería el único cambio que presentaría el estratega morado.