Última Hora

En setiembre se facilita la observación de dantas en la zona de Río Celeste y Bijagua, porque se produce la mayor cosecha de guayabas, una de las comidas favoritas de este animal, por ello, se eligió este, como el Mes de la Danta.

En esta caminata nocturna se recorren unos 4 kilómetros, dentro de la Reserva Natural Valle del Tapir y se realiza de noche, pues la danta es un animal nocturno, generalmente activo entre las 6 de la tarde y las 6 de la mañana.

Gracias a las cámaras trampa, se han logrado ubicar a 7 dantas, las cuales circulan entre el Parque Nacional Volcán Tenorio y la Reserva Natural Valle del Tapir. De acuerdo con la Cámara de Turismo de Rio Celeste, después del Huracán Otto en 2016, se ha visto un mayor movimiento de dantas.

El mes de la danta es una manera de promocionar el destino como un sitio en donde se conserva, valora y protege esta especie en su hábitat natural. Y a la vez concientizar su importancia en el ecosistema, pues este mamífero que pesa unos 350 kilos y mide unos 2 metros de largo, se le llama popularmente “jardinera del bosque” ya que dispersa semillas y abre claros en el bosque, por lo que su presencia facilita el crecimiento de plántulas en zonas boscosas. Inclusive, la actividad que realizan las dantas se relaciona con la mitigación del cambio climático.

La comunidad de Bijagua y Río Celeste ha posicionado a la danta como el animal ícono para el desarrollo del turismo en la zona. Por eso, durante setiembre, el Mes de la Danta, los emprendimientos del lugar ofrecen actividades diferenciadas y tarifas muy accesibles.

Youtube Teletica