Última Hora

La escena nocturna de Chicago siempre incluyó espectáculos de magia para un público ávido de nuevas sensaciones.

Los orígenes de este entretenimiento en la ciudad, pueden ser rastreados incluso hasta el año 1919, cuando ya se podían hallar menciones a shows de esta naturaleza.

 Sin embargo, la magia siempre era realizada en grandes teatros y a muchos metros de distancia del público.

No fue sino hasta mediados de los años cincuenta, en que algunos grupos de magos comenzaron a atreverse a interactuar con el público de forma mucho más cercana.

Ese fue el origen de toda una escena en la que la magia y la prestidigitación se ofrecía y practicaba en lugares pequeños, cerca del público o incluso, en sus propias mesas.

En 2015, el Chicago Magic Lounge decide traer de nuevo a la ciudad ese concepto de "magia de cerca al estilo Chicago" y, además, proveer un espacio para que los magos pudieran hallar trabajo estable.

Lo que comenzó siendo una noche semanal dedicada a este tipo de entretenimiento, se convirtió en algo de todos los días y, finalmente, en la esencia misma de un club que, además de la magia, ofrece variados espectáculos musicales de blues y jazz.

Walter Campos nos lleva a un recorrido por este espacio tan único, tanto en el entretenimiento que ofrece, como en su misma decoración, ésta última tan única, que hasta en los baños hay sorpresas.