Última Hora

El Gobierno aprobó un decreto para que los doctores no prescriban un medicamento con una marca en especial, sino que la receta debe indicar el nombre del principio activo. La idea es que el farmacéutico le ofrezca al comprador todas las opciones y este escoja el que prefiera.

Para algunos es una nueva forma de lograr que los pacientes tengan posibilidad de comprar medicinas más baratas.

Mientras que otros consideran que el plan suena muy bien en el papel, pero trae consigo importantes riesgos.

Analice con nosotros este tema en el reportaje adjunto de 7 Días.