Última Hora

La ausencia de salidas alternas en miles de casas convierte a muchos hogares en verdaderas trampas de fuego.