¿Subestimamos como humanidad la amenaza que trajo consigo un microorganismo que apareció a principios de diciembre anterior en China?