Última Hora

Desde la aparición del SARS-CoV-2 son cientos las teorías de conspiración que han surgido para intentar explicar la actual crisis sanitaria. 

Las versiones van desde la creación de un nuevo orden mundial, hasta la negación absoluta de que exista una pandemia.

El problema de estas teorías es que se difunden como verdades alternativas aun cuando carecen de sustento científico; y a pesar de que puedan parecer inofensivas o hasta inverosímiles, lo cierto es que pueden tener efectos nocivos. 

Vea cuáles son las más comunes y por qué la ciencia no las respalda.