Última Hora

Pese a que la Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) fue creada por mandato presidencial, la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (Prodhab) dirigió su investigación hacia el Ministerio de la Presidencia y excluyó, sin ninguna justificación, al presidente Carlos Alvarado.

Luego de una larga y confusa comparecencia, la directora de la Prodhab, Elizabeth Mora, confirmó ante la insistencia de los diputados que investigan el caso UPAD que la agencia excluyó al mandatario de su investigación por error y que ahora valora ampliar dicho análisis hacia él y el Ministerio de Planificación.

La respuesta llegó luego de dos recesos (15 minutos) que los legisladores le otorgaron a Mora para poder responder a una consulta que primero insistió desconocer y que luego se negó a atender.

“Acabo de hablar con la encargada del departamento, quien me informó que el decreto lo firma el ministro de la Presidencia y que en el contexto en que se presentó todas las reacciones alrededor del tema de la UPAD fueron canalizadas a través de ese ministerio”, dijo Mora como justificación.

Y añadió que “en el proceso de la investigación se podría determinar que es necesario ampliar la investigación a otras instancias, incluso el Mideplan”.

El socialcristiano Pedro Muñoz, quien acusó a la directora de “hacerse la loca” ante las consultas, cuestionó entonces qué justificación hubo para excluir a Alvarado de esa investigación de oficio que abrió la Prodhab, a lo que Mora reconoció que no hubo ninguna.

Esa omisión y la confirmación de que el Sistema Único de Beneficiarios del Estado (Sinirube) no está registrado ante la Prodhab, por lo tanto no es vigilado por esta, fueron los dos puntos más relevantes de esa amplia comparecencia ante los diputados, que acabaron por cuestionar la utilidad de la agencia y la labor de sus funcionarios.

La semana anterior, la Defensora de los Habitantes, Catalina Crespo, aseguró que Sinirube tiene acceso a enfermedades crónicas, problemas psicológicos, casos de violencia, nivel socieconómico y orientación sexual de los costarricenses y que la UPAD tuvo acceso a Sinirube.