Última Hora

Los diputados de la comisión que investiga el decreto que permitió la polémica Unidad Presidencial de Análisis de Datos (UPAD) cuestionaron, este lunes, la utilidad que ha tenido la Agencia de Protección de Datos de los Habitantes (Prodhab) en el caso y el resguardo de la información sensible de los costarricenses.

Los señalamientos llegaron en medio de la comparecencia de su directora, Elizabeth Mora, quien confirmó hoy que la investigación de oficio que esa entidad inició por la UPAD fue suspendida hasta que acabe la causa judicial que esta sigue.

La amplia comparecencia aportó muy pocos datos nuevos a la investigación de los legisladores, quienes centraron entonces sus esfuerzos en señalar la débil gestión de la agencia en un caso que Mora señaló como “tan prioritario como cualquier otro”.

“Lo que hemos tenido acá es media hora de una exposición de la negligencia de su representada y de cómo los costarricenses no se están viendo beneficiados en absolutamente nada con la Prodhab.

“Usted no sabe hacer su trabajo y no tiene el conocimiento para estar en ese puesto y por lo tanto debe renunciar”, afirmó Jonathan Prendas, del bloque Nueva República.

Prendas englobó el malestar de los diputados sobre las respuestas de Mora, que se limitó a decir que con la planilla que tiene la agencia (13 personas) es imposible actuar más allá de las denuncias que reciben.

La diputada Floria Segreda cuestionó, además, la supuesta ausencia que la directora mantuvo desde julio de 2019, cuando aparentemente dejó de asistir a las oficinas de la Prodhab y solo regresó hasta que inició el tema UPAD en febrero pasado.

“Eso se debió a un proceso de remodelación y es algo que está en investigación, por lo tanto me abstengo de declarar”, dijo.

El socialcristiano Pedro Muñoz le cuestionó a la funcionaria si ella y la agencia pueden garantizar que los datos que UPAD recabó y que están en Casa Presidencial están a buen resguardo, pero Mora aseguró que la agencia solo conoce una base de datos hasta que sea inscrita ante ella, y eso no ha sucedido.

El mismo caso sucede con la información del bono Proteger, que según la directora está en proceso de inscripción, por lo que desconocen de su contenido o seguridad.

Muñoz advirtió a Mora que tener solo 13 personas no es una excusa para no cumplir con la obligación de proteger los datos de los costarricenses y que llegaría la discusión “hasta las últimas circunstancias” por su incumplimiento de deberes.