Última Hora

La pandemia ha evolucionado recientemente: ahora, Costa Rica registra cifras diarias que superan los 100 diagnósticos positivos y las autoridades insisten en la cercanía de la llamada transmisión comunitaria.

Teletica.com consultó al Ministerio de Educación Pública (MEP) si este panorama podría frenar del todo el regreso a clases presenciales. El viceministro administrativo, Steven González, respondió a esa pregunta.

-Debido al aumento de casos y la posible transmisión comunitaria, ¿se ha analizado un escenario en el que ningún alumno vuelva a clases presenciales este año?

 “Aún no estamos en esa situación, de tomar esa determinación. Se valora junto con el Ministerio de Salud, semana a semana, cuál es el comportamiento de la pandemia y, en base a eso, se ha ido posponiendo la apertura de los centros educativos para lecciones presenciales”, explicó.

“Todavía no se ha tomado una decisión como suspender del todo o dejar de lado la idea de reanudar las lecciones presenciales, sobre todo porque la pandemia no se comporta igual en todos los cantones y en todas las regiones del país, entonces algunos sí cumplirían más adelante con los requisitos para regresar de una manera poco riesgosa”, agregó el funcionario.

En este momento, el escenario “más extremo” que maneja el MEP es que las zonas en alerta naranja no retomarían las clases presenciales.

“Algo importante es que la estrategia que estamos planeando es para determinar cómo sería ese regreso, no cuándo, porque el cuándo lo va a determinar el Ministerio de Salud, según la evolución de la pandemia. Nos estamos preparando para estar listos para ese momento”, dijo González.

“Hemos determinado que no es seguro, en una primera etapa, que regresen los estudiantes de preescolar ni los de educación especial”, aclaró.

Por el momento, las autoridades trabajan para determinar cuáles son los centros educativos que podrán reanudar lecciones. Deben tomar en cuenta parámetros como el acceso al agua potable y las instalaciones físicas adecuadas (con lavamanos y servicios sanitarios en condiciones de funcionamiento, así como los implementos necesarios para su uso).

El MEP considera que todavía no es un momento oportuno para regresar; por eso, después de vacaciones de 15 días (13 de julio), iniciarán un proceso de capacitación para docentes y seguirán reforzando el programa “Aprendo en Casa”.

A los profesores se les explicarán los protocolos de ingreso, permanencia y salida que tendrán que aplicarse en escuelas y colegios; también las estrategias para garantizar el distanciamiento social. Debido a que las aulas no permiten separar tanto los pupitres, es posibles que los grupos sean de 10 estudiantes y las lecciones se programen para distintos días de la semana.