Última Hora

En medio de la emergencia sanitaria por el COVID-19, las estafas cibernéticas se esparcen casi tan rápido como el coronavirus.

Los delincuentes aprovechan que las personas pasan más tiempo conectadas a internet para intentar sustraer información sensible de los usuarios.

Para evitar ser una víctima es importante que verifique la seguridad de los sitios web que visita y evite utilizar redes públicas.

Por ninguna razón brinde información personal por medio de correos electrónicos o llamadas.

Los adultos mayores son los más propensos a ser víctimas de estafas en internet, por eso se recomienda que los demás miembros de la familia los ayuden.

En el caso de las personas que realizan teletrabajo, es importante reforzar las redes de conexión y las contraseñas de acceso.