Última Hora

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) no ha podido ubicar a 31 personas desaparecidas en los últimos siete años.

Así lo aseguró su director, Wálter Espinoza, ante los diputados de la Comisión de Seguridad y Narcotráfico, donde comparece por el caso de la joven Luany Salazar. 

Según Espinoza, en los últimos siete años han recibido 11.849 denuncias por desaparición, fuga o alejamiento. 

"Se dice que el OIJ es deficiente, que es inoperante y que no atiende las desapariciones. Si eso es así, ¿cómo localizamos el 99.8% de las desapariciones?", preguntó el jerarca a los legisladores presentes.

"Nos encantaría localizar al 100% de las personas que se desaparecen, pero eso en la realidad práctica es realmente muy difícil de alcanzar", agregó. 

Detalle de los casos

Entre las 31 personas que permanecen desaparecidas hay siete  mujeres y 24 hombres. 

Una de esas personas es Allison, una joven que desapareció en el camino de regreso a su casa en Ujarrás tras comunicarse con su novio. 

"Es un caso que hemos hablado con la familia, hemos conversado con sus representantes legales y que evidentemente no podemos revelar a la opinión pública", dijo Espinoza. 

El jerarca del OIJ mencionó casos como el de la niña Yerelin Guzmán, desaparecida en Heredia años atrás, entre otros.

"Hay tres que pertenecían a una familia limonense, allá por el año 2014, desaparecieron en Matina porque tenían problemas de naturaleza criminal, según la hipótesis del OIJ", detalló el funcionario. 

También se habló de la desaparición de una joven nicaragüense tras acudir a una cita médica. Según su familia, deseaba abortar. 

Espinoza explicó que las denuncias por desaparición no son delitos.  "Es una actividad que realizamos paralelamente a los procesos de investigación", aclaró.

San José es la provincia con mayor número de denuncias por desaparición (2.357 adultos y 2.516 menores), seguida de Alajuela (789 adultos y 1.010 niños).