Última Hora

El Deportivo Saprissa allanó su camino hacia la corona 35 este miércoles al derrotar en el juego de ida la final 0-2 a Alajuelense en el propio Morera Soto.

Los morados fueron muy superiores en el patio manudo y sacaron dos goles de ventaja en el primer round, por lo que un empate en Tibás el próximo lunes les daría la corona del Clausura 2020.

El técnico Wálter Centeno le dio una lección táctica a Andrés Carevic y dejó a los rojinegros en cuidados intensivos y más lejos de la ansiada 30.

Centeno sorprendió desde el arranque con la incursión de Esteban Rodríguez en la medular y el “Primi” le retribuyó la confianza con el mejor partido vestido como morado desde su llegada.

Rodríguez nubló por completo las ideas de los volantes manudos al realizar el desgaste por delante de Michael Barrantes, el administrador de la pelota y quien se encargó de asegurar la salida.

Precisamente fue Barrantes el gestor de la primera anotación con un trazo largo a Ricardo Blanco que habilitó de cabeza para Bolaños. El goleador le ganó el pique a Junior Díaz y sacó un remate que Moreira dejó en bandeja para que Ariel Rodríguez pusiera el 1-0 a los 12 minutos.

La anotación significó un golpe muy duro para los manudos, que lejos de reaccionar, dejaron sin ideas a figuras como Alex López, Guevara y Lassiter, los motores en este cierre de torneo.

Saprissa se dio cuenta de las debilidades manudas y en el cobro de un tiro de esquina que rechazó mal la zaga manuda se lo encontró el “Primi” en los linderos del área y con un remate de derecha puso el 0-2 en los cordeles.

A partir de ahí los morados incluso fueron benevolentes en el cierre de la primera parte e inicio del complemento, pues Moreira se encargó de que los morados no pusieran la lápida.

Jonathan McDonald tuvo el descuento en el último cuarto de partido, pero erró solo frente al arco de Aaron Cruz.

Saprissa hizo lo suficiente para soñar con la 35, mientras que Alajuelense deberá cambiar y mucho si quiere alguna posibilidad al título en Tibás.