Última Hora

La noticia de que el tenista Novak Djokovic, número 1 del mundo, dio positivo por coronavirus se convirtió en tema de conversación en varios ámbitos, más al tomar en cuenta que el serbio está detrás del Adria Tour.

La serie de torneos ya había dejado los positivos del búlgaro Grigor Dimitrov (19º mundial), el croata Borna Coric (33º) y el serbio Viktor Troicki (184º).

Un estadio lleno, con prácticamente nadie portando la máscara y jugadores abrazándose en la pista, cenando juntos sin ninguna medida de precaución y una fiesta en una discoteca en la que se pudo ver a Djokovic y Dimitrov entre otros sin camisa, además de partidos de básquetbol sin restricciones. Estas fueron las imágenes que había dejado la etapa de Belgrado del Adria Tour.

El caso de Djokovic se une a la lista de atletas que han padecido la enfermedad, en momentos donde varias ligas deportivas ya volvieron a competir.

La larga enfermedad de Dybala.

El pasado 6 de mayo la estrella argentina de la Juventus Paulo Dybala dio negativo en el test del coronavirus, después de que fuera diagnosticado como portador del COVID-19 el 22 de marzo, como su pareja Oriana.

Dybala fue el tercer jugador de la Juventus en anunciar que se había contagiado, tras Daniele Rugani y Blaise Matuidi.

"Se ha hablado mucho durante las últimas semanas... pero finalmente puedo confirmar que estoy curado. Gracias una vez más a todos por su apoyo y mucho ánimo a todos los que todavía están sufriéndolo. ¡Un abrazo a todos!", señaló Dybala en su cuenta de Twitter tras el anuncio de la Juventus.

En Italia también destaca el exdefensa del AC Milan Paolo Maldini y su hijo Daniel, delantero del mismo club, que fueron también infectados.

La Liga Premier inglesa, que realiza pruebas tras el regreso a puerta cerrada ha informado de 17 positivos en 10.228 pruebas realizadas desde el 17 de mayo.

Uno de los primeros casos conocidos fue el del entrenador del Arsenal, el español Mikel Arteta, quien anunció su contagio el 12 de marzo y ya sanó.

NBA y el camino de vuelta a la duela.

Jugadores como Kyrie Irving, Trevor Ariza y Davis Bertans, entre otros, ya han dicho que no jugarán en Orlando cuando la NBA regrese a la duela.

La mayoría como John Wall y Kevin Durant prefieren recuperarse de sus lesiones y otros ven con preocupación el despliegue para llevar a la NBA a Disney.

El primer caso confirmado de COVID-19 en la NBA fue el de Rudy Gobert del Utah Jazz.

También han resultado infectados el Jazz Donovan Mitchell, estrellas como Durante de los Nets y jugadores de contendientes como Marcus Smart de los Celtics.