Última Hora

Miembros de la Fuerza Pública detuvieron a 14 extranjeros, quienes ingresaron a Costa Rica ilegalmente por la frontera con Panamá. 

Los oficiales los ubicaron el sábado anterior en Paso Canoas, mientras caminaban por la vía pública con sus maletas y pertenencias.

Cuando fueron interceptados por las autoridades, los migrantes entregaron los pasaportes. Sin embargo, no contaban con el sello migratorio de salida de Panamá.

Inmediatamente, se coordinó con Policía de Migración para devolverlos a suelo panameño.

Según el Ministerio de Seguridad Pública, en el grupo viajaban diez hombres y cuatro mujeres.

Segunda vez

Esta no es la primera vez que sucede una situación de este tipo durante la pandemia. El pasado 18 de junio también detuvieron a nueve extranjeros y una costarricense en Coto Brus, frontera con Panamá.

“Las autoridades se encargaron de devolverlos a Panamá, de donde venían. Las autoridades continúan trabajando fuertemente en la frontera con Panamá, para evitar el ingreso de personas de manera irregular a nuestro país y con el objetivo de protegernos de la pandemia del COVID-19”, asegura la institución.