Última Hora

La canciller Angela Merkel condenó rotundamente los disturbios ocurridos el fin de semana en la ciudad alemana de Stuttgart y calificó de "despreciables" los saqueos y las agresiones a los policías, indicó su portavoz.

"Aquellos que participaron en tales actos violentos, que atacaron brutalmente a los policías, destrozaron y saquearon tiendas, no tienen ninguna razón" para justificar tales actos, añadió el portavoz de Merkel, Steffen Seibert, en una rueda de prensa en Berlín.

Unos 19 agentes de policía resultaron heridos y unas 20 personas fueron detenidas tras violentos disturbios registrados el domingo en Stuttgart (suroeste).

Los incidentes estallaron a raíz de un control policial por un caso de estupefacientes en un lugar donde estaban concentrados unos 500 jóvenes, según la policía.

Los jóvenes, muchos cubiertos con capuchas para no ser identificados, "destrozaron vehículos policiales estacionados en la calle y rompieron los vidrios con barras de hierro, postes, y lanzaron piedras y adoquines retirados de la vía pública contra otros vehículos de las fuerzas del orden en marcha", señala la policía en un comunicado.

En declaraciones realizadas este lunes, el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, dijo que los autores de estos actos violentos serán "perseguidos y castigados con todo el peso de la ley".