Última Hora

Dos oficiales de la Fuerza Pública fueron agredidos este sábado por la noche cuando atendían una fiesta en la Ciudadela La Carpio en La Uruca, que infringía las medidas decretadas por el Gobierno para contener la pandemia por COVID-19.

Las autoridades reciben llamas de una celebración en la primera parada en Barrio Roble Norte, cuando llegan los primeros oficiales son agredidos con botellas y golpes, y uno de ellos fue encerrado dentro de la vivienda para ser lastimado.

“Uno de los oficiales fue privado de su libertad por lo que se tuvo que intervenir. Algunas personas sustrajeron pertenencias de los policías (gorras) y a las afueras del sitio llegó un sujeto realizó disparos y luego se fue”, informó el Ministerio de Seguridad.

Los policías fueron cortados con arma blanca en manos, cuello y presentaban hematomas en diferentes lugares. 

En la actividad había al menos 30 personas y cinco de ellas (un extranjero) fueron detenidas y pasados con un informe al Ministerio Público.

Esta misma noche de sábado también se presentó otro incidente por el mismo motivo en el sector de Alajuelita.

En barrio Los Pinos se realizaba una fiesta de 15 años y los oficiales pidieron detener el festejo donde había unas 60 personas.

Por este caso no hubo personas detenidas ni agredidas.

Alajuelita es uno de los cantones que se encuentra en alerta naranja por tener un aumento en casos positivos por coronavirus.

El país suma a la fecha 2.127 casos confirmados por COVID-19.