Última Hora

La policía británica informó el domingo que trataba como "terrorista" el ataque con cuchillo que causó la víspera tres muertos en un parque lleno de familias y de grupos de amigos en Reading, al oeste de Londres.

"La policía antiterrorista puede ahora confirmar" que los hechos, ocurridos en un parque de la ciudad, "fueron declarados como un incidente terrorista", dice un comunicado de la policía local.

Un hombre de 25 años, oriundo de esta ciudad de 200.000 habitantes situada a unos 60 kilómetros de la capital británica, fue detenido poco después de los hechos y se encuentra en prisión preventiva.

El primer ministro conservador, Boris Johnson, dijo sentirse "escandalizado y asqueado porque la gente haya perdido la vida de esta manera". "Si hay que sacar lecciones, las sacaremos", declaró y afirmó que el gobierno "no dudará en tomar medidas" cuando sea necesario.

Aparte de los tres fallecidos, otras tres personas resultaron gravemente heridas y fueron hospitalizadas, según los investigadores.

El jefe del gobierno mantuvo una reunión el domingo por la mañana con responsables de seguridad y varios ministros en Downing Street en la que fue informado sobre el avance de la investigación, según un portavoz.

Los investigadores creen que el autor actuó solo, según el jefe de la policía antiterrorista, Neil Basu. "No buscamos a nadie más", añadió. Aunque las razones de este "acto horrible" siguen siendo "inciertas", antiterrorismo ha asumido la investigación, explicó. 

El nivel de amenaza terrorista se mantiene sin cambios y está clasificado de "importante", el tercer grado de cinco en la escala de las autoridades británicas. El público debe permanecer "vigilante" sin alarmarse, precisó Basu.

Varios medios británicos presentan al sospechosos como un refugiado libio. Según el Daily Telegraph, su "salud mental" es considerada como un "factor mayor".

En un principio, la policía no había considerado como "terrorista" este ataque, ocurrido al final de la tarde del sábado en Forbury Gardens, pero había afirmado que los investigadores mantenían "la mente abierta" al respecto.

- Tomar algo entre amigos -

Testigos citados por la agencia de prensa PA contaron que un hombre atacó a varios grupos reunidos en ese parque, que aprovechaban una soleada tarde después de semanas de confinamiento por la pandemia de coronavirus.

"El parque estaba lleno, mucha gente estaba sentada para tomar algo con los amigos cuando una persona llegó, se puso a gritar unas palabras ininteligibles de repente y fue hacia un grupo de una decena de personas, tratando de atacarlas con un cuchillo", declaró a la agencia PA Lawrence Wort, que presenció la escena. 

"Apuñaló a tres de ellos, gravemente en el cuello y bajo los brazos, luego se giró y empezó a correr hacia mí, nos dimos la vuelta y empezamos a correr", explicó Wort, entrenador deportivo de 20 años.

"Cuando se dio cuenta de que no podía alcanzarnos, logró alcanzar a una persona por detrás del cuello y cuando vio que todo el mundo empezaba a correr, se fue del parque", contó.

La policía pidió a los internautas que no compartieran las imágenes de la escena que circulaban en las redes sociales y que, en lugar de ello, las enviasen a los investigadores.

Los hechos tuvieron lugar cerca de donde se había celebrado previamente una manifestación del movimiento antirracista "Black Lives Matter" ("Las vidas de los negros importan"), pero los organizadores y la policía estiman que no guardan relación entre sí. 

En los últimos meses, se han producido dos ataques calificados como "terroristas" en el Reino Unido.

A finales de noviembre, un yihadista que estaba en libertad condicional mató a dos personas en el centro de la capital británica, antes de ser abatido por la policía en el Puente de Londres.

El 2 de febrero, tres personas resultaron heridas en un ataque con arma blanca de "naturaleza islamista", según la policía, en una calle comercial del sur de Londres. La policía mató al atacante, que ya había sido condenado en el pasado por delitos terroristas.