Última Hora

Las nuevas medidas sanitarias impuestas por el Ministerio de Salud y el Gobierno ante la creciente ola de casos positivos por COVID-19, obligó a paralizar todos los campeonatos de fútbol del país.

Pero más allá de suspenderse el primer partido de la final, los equipos también perderán dos días de trabajo para preparar el primer partido de la fase final, que según la Unafut se jugaría el próximo miércoles.

Y es que antes las nuevas restricciones de este fin de semana, los futbolistas no podrán ni tan siquiera entrenar, es decir, tendrán todo el fin de semana libre y volverán hasta el lunes.

“Los entrenamientos de sábado y domingo están debidamente suspendidos en virtud del anuncio que hizo el ministro de Salud o sea cualquier actividad deportiva, competición misma pueden volver hasta este mismo lunes”, indicó Julián Solano, presidente de Unafut este viernes una vez dada la noticia de la posposición de la final.

Esto echa abajo todo el planeamiento que tenían Andrés Carevic y Wálter Centeno con sus planteles, eso sí, esto podría beneficiar a los jugadores que podrían estar tocados como David Guzmán en el lado morado y Junior Díaz.

Sin cambios en el formato.

Por su parte, Solano fue enfático en afirmar que no manejan un cambio en la forma de jugar el campeonato, esto pese a que se retrasará tres días el torneo y ya choca con la fecha límite para terminarlo dada por Concacaf que es el 5 de julio.

Es decir, se mantendrá la final de segunda fase del torneo y una eventual final nacional, si los manudos logran ganar la primera serie.

“En este momento no hay ninguna situación que obligue siquiera a pensar que el formato se va a cambiar y esperamos que siga así, hemos demostrado ante las autoridades del gobierno que tenemos disciplina en el protocolo”, explicó el jerarca de Unafut.

Pero, ¿qué pasaría si llega a retrasarse una vez más el torneo si la situación del país no mejora?

“Yo espero que no haya otra suspensión. Si la hay tendríamos que ver si se puede programar dentro de los plazos y comprimiendo las fechas, pero tenemos suficiente tiempo, no veo que haya alguna situación de qué preocuparse”, explicó Solano.

El presidente de la Unafut dejó en claro que esta suspensión no tiene nada que ver con el protocolo de salud que han implementado en los partidos, donde a su criterio se ha cumplido de forma “satisfactoria”.