Última Hora

El llamado "Frente Nacional por la Vida" reiteró el llamado a las autoridades de Salud, la Caja Costarricense de Seguro Social y el Poder Ejecutivo para que se publique el protocolo de la norma técnica para interrumpir el embarazo cuando la vida de una madre esté en peligro.

Actualmente, ese documento está en el Ministerio de Salud, en proceso de análisis.

Diputados, la Iglesia Católica y varias organizaciones se mostraron preocupadas y molestas ante el "secretismo” del protocolo. “¿Qué es lo que esconden? Es nuestra pregunta", comentó Shirley Díaz, jefa de fracción del Partido Unidad Social Cristiana.

El grupo asegura que desde hace varios días lo han solicitado y no han tenido respuesta. Están a la espera de que se resuelvan varias acciones de inconstitucionalidad presentadas ante los magistrados para su estudio.

“Señor presidente, preocúpese y ocúpese de las miles de familias que no están recibiendo ningún ingreso y no están llevando alimento a sus hogares. Se dicen ser auto-defensores de la vida y por otro lado anda promoviendo la legalización del aborto de manera solapada”, aseguró Díaz.

La Iglesia Católica, por su parte, recordó al Estado que su deber es garantizar el derecho a la vida de todo ser humano desde su concepción e insiste en que la norma es innecesaria.

“Queremos recordar a nuestros gobernantes que cualquier protocolo que pretenda regular la aplicación de un procedimiento médico debe basarse en criterios médicos y científicos dejando de lado consideraciones mediamente ideológicas”, comentó el padre Ronny Solano, miembro de la Conferencia Episcopal.

La diputada Nidia Céspedes se mostró muy molesta y preocupada, específicamente por la fiscalización del cumplimiento de protocolo en hospitales, clínicas y consultorios privados.

Aseguró que esta norma fue impuesta a los costarricenses, así como lo fue la aprobación del matrimonio igualitario. 

“Lo que está haciendo el Gobierno con esto es abrir portillos sobre el derramamiento de sangre inocente (…). Siempre ha sido un secretismo de este Gobierno sobre una norma técnica que no necesita el país, así lo han dicho los doctores", comentó.

“Norma de la muerte”

Mónica Araya, representante de las asociaciones civiles, se refirió al presidente Carlos Alvarado. Le pidió que dejara de lado la “politiquería barata de una agenda de la muerte”.

La jerarca aseguró que Alvarado fue electo por lo económico y no por sus posturas ideológicas.

Incluso, recordó que, aunque el presidente no utilizó la Biblia para juramentarse, hoy la ponía sobre él para que “ojalá el Señor hiciera justicia por cada uno de sus actos”.

Además de esto, Araya realizó un llamado a los cuidados para manifestarse en redes sociales y ante las instituciones públicas, para no ser cómplices de una “agenda de la muerte”.