Última Hora

El gobierno británico anunció el viernes que destinará 1.000 millones de libras (1.100 millones de euros, 1.230 millones de dólares) a ayudar a los niños privados de clases durante el confinamiento en Inglaterra para recuperar su retraso.

Unos dos millones de menores desfavorecidos en Inglaterra tendrán acceso a tutores privados gracias a este programa dotado con 350 millones de libras.

Otra partida de 650 millones de libras está destinada a los centros de enseñanza primaria y secundaria para el año escolar 2020/21. Los propios centros podrán decidir la manera en que utilizan este dinero pero el gobierno espera que permita organizar, entro otros, cursos con pequeños grupos.

"Estoy dispuesto a hacer todo lo que pueda para que todos los niños regresen a clase a partir de septiembre, y presentaremos en cuanto sea posible nuestros proyectos sobre la forma en que se hará", explicó el primer ministro Boris Johnson en un comunicado.

Los centros escolares cerraron el 20 de marzo en el Reino Unido debido a la pandemia que ha matado a más de 42.000 personas, según el último balance del gobierno publicado el jueves.

Las guarderías y algunas clases de maternal y primaria abrieron el 2 de junio en Inglaterra, y algunos alumnos de secundaria volvieron a clase esta semana.

Pero el gobierno ha renunciado a enviar a todos los alumnos de primaria a clase antes de las vacaciones de verano como estaba previsto inicialmente.

Cada una de las cuatro naciones del Reino Unido tiene su propia hoja de ruta del desconfinamiento. Escocia prevé el regreso a clase en agosto, mientras que en Irlanda del Norte algunas clases volverán a tiempo completo a finales de agosto, tras la decisión del gobierno local de reducir a un metro, frente a los dos con anterioridad, la distancia mínima entre dos alumnos.