Última Hora

Un pero callejero delató a un ladrón y evitó que este robara dentro de un restaurante.

El hecho ocurrió el domingo en la madrugada en Escazú.

Como se aprecia en las cámaras de vigilancia y monitoreo de la Policía Municipal de Escazú, el can se pone en una actitud extraña frente al lugar, situación que hace que el oficial comience a sospechar que algo no anda bien.

“Ceñido en su presa”, el perro ladra, los movimientos alertan más a los oficiales de monitoreo y estos logran ver que el animal le estaba ladrando a un sujeto que ingresó al restaurante.

De inmediato se movilizan las unidades policiales al lugar, el sujeto intenta escapar, pero los vecinos colaboran con la policía y logran detener al hombre.

El sospechoso quedó detenido en las celdas judiciales.