Última Hora

Una asesora del diputado independiente Erick Rodríguez Steller presentó la semana anterior una denuncia contra el legislador por acoso laboral, al mismo tiempo que aseguró haber sido también víctima de acoso sexual por parte de otro miembro de su despacho.

La denuncia fue interpuesta ante el departamento de Salud Ocupacional de la Asamblea Legislativa, luego de que la Sala Constitucional le rechazara un Recurso de Amparo argumentando que primero debía agotar la vía administrativa.

La ministra de la Condición de la Mujer, Patricia Mora, presentó el viernes anterior una incidencia en favor de la asesora dirigida al presidente del directorio legislativo Eduardo Cruickshank, en la que le solicita a ese órgano “tomar cartas en el asunto” y otorgarle medidas de protección, así como garantías de acceso pronto a la justicia y el debido proceso para verificar “la verdad de los hechos”.

El diputado negó de manera tajante las acusaciones y las calificó como un “acto de revanchismo”, pues asegura que todo se debe a la solicitud que el despacho le hizo a la funcionaria de presentarse a trabajar algunos días de la semana, dado que no existe una incapacidad que la exima de cumplir con sus obligaciones laborales.

El caso

En la misiva enviada al directorio, Mora detalla cómo la funcionaria solicitó acogerse a la modalidad de teletrabajo por una condición de salud especial que fue debidamente documentada por un cardiólogo; sin embargo, la asesora asegura que su jefatura le ha exigido presentarse a trabajar e incluso ha llamado a su médico tratante para persuadirla de regresar.

En la carta de la jerarca del INAMU se lee:

“La usuaria relata una serie de situaciones -percibidas como acoso laboral- por parte del diputado, quien la ha amenazado con despedirla si no regresa. Anterior a esta situación de pandemia, explica que ha recibido constantes insultos y comentarios llamándola necia, “Madre Teresa”, “usted está así porque nadie se la coge”.

“Por otro lado, le han asignado funciones que se encuentran fuera de su capacidad u conocimiento como por ejemplo ‘elaborar una querella no siendo ella abogada’, o descalificarla indicándole realizar acciones de servicio a sus compañeros como mandados, o servirles el café”, dice la incidencia firmada por la ministra.

“Relata que en una oportunidad en que fueron obligadas a asistir a una fiesta, los compañeros se excedieron en la toma de licor y uno de ellos ‘le agarró una nalga’. El diputado enterándose de lo sucedido, hizo caso omiso de la queja”, añade.

La ministra explica que el INAMU actuó luego de que la ofendida se apersonara al instituto en “situación de crisis emocional”.

“Se le orientó sobre la posibilidad de acudir a la vía judicial para denunciar su situación al igual que acudir al Ministerio de Trabajo para que se realice la inspección correspondiente.

“(…) La abogada Lucía Jiménez Rojas (quien la asesoró) determinó no solo evidencia de acoso laboral, sino manifestaciones de acoso sexual y político en contra de esta y una clara afectación en su salud emocional y física, la cual es evidenciada con documentos médicos”, reza el documento.

Descargo

Al respecto, el diputado Erick Rodríguez negó tajante las acusaciones e incluso amenazó con demandar a la funcionaria.

“Esto nace a raíz de que se le solicitó que cuando hubiese comisiones ella fuera durante ese plazo, dos horas más o menos y dos días por semana, pero ella se rehúsa indicando que tenía dictámenes médicos que le impedían trabajar, pero no había una incapacidad, entonces a raíz de eso ella pone una serie de denuncias que yo refuto totalmente y que en el momento debido estaremos aclarando”, dijo el legislador ante consulta de Teletica.com.

Rodríguez negó que se haya dirigido hacia su empleada en los términos que alega la misiva y cuestionó que fue solo a partir de esa solicitud de retomar sus labores que presentó la denuncia, luego de más de dos años de trabajar en el despacho.

“Es totalmente falso, yo de esa forma no le ha hablado a ella y me extraña terriblemente que sea contra toda la oficina que está presentando esta denuncia. Quiere decir que todos la maltrataban a ella y solo ella tiene razón. Yo refuto totalmente esto y más bien, una vez que termine esto, yo pensaría demandarla por injurias, calumnias y difamación”, dijo.

El legislador dice que no puede negar o confirmar que alguien de su despacho haya llamado al médico de la asesora pues asegura que es amigo cercano del jefe de su despacho y que incluso él mismo ha sido atendido por el galeno.

“Lo que sí es claro es que para que no presente necesita una incapacidad y no un dictamen médico, eso fue lo que a ella se le solicitó, procedimos según la ley, en ese momento fue que presentó la incapacidad y luego plantea esa denuncia.

“Está lesionando no solo a mí persona sino el resto de mis compañeros, pero yo estoy muy tranquilo con todo esto, tengo la consciencia tranquila y creo que quien ha tenido problemas con los compañeros es ella. Me parece que todo esto es un acto de revanchismo porque se le pidió venir a trabajar”, aseguró.

Rodríguez también insistió en que ella nunca denunció formalmente ese supuesto acto de acoso sexual, pero no negó su conocimiento del episodio.

“Yo le voy a ser honesto, ella nunca puso ninguna denuncia al respecto, yo no vi absolutamente nada, yo no me puedo enterar si ella no me lo menciona, si ella no pone una denuncia, yo no puedo accionar y eso no sé cuándo ocurrió, así que no puedo decir nada de que sucediera o no sucediera, en todo caso, si ella se sintió de esa manera ella debió presentar una denuncia y nunca lo hizo.

¿Estaba enterado de ese episodio?  

Yo por lo menos nunca tuve una denuncia formal de parte de ella ni que ella me dijera absolutamente nada al respecto.

¿Pero sí lo escuchó entonces?

Uno puede escuchar muchas cosas, pero yo no puedo tomar una decisión hasta que no se me denuncie o me entere oficialmente de esto, porque yo no sé ni siquiera quién fue y no sé si lo que está diciendo ella es cierto o no es cierto.

El diputado dijo que Eduardo Cruickshank se le acercó para comentarle acerca de la carta enviada por el INAMU, pero insistió en que desconoce su contenido pues el proceso apenas está iniciando.

Además confirmó que la asesora está en este momento incapacitada.

“Primero se incapacitó por gripe y ahora por problemas psicológicos, creo que depresión o ansiedad”, dijo.