Última Hora

Una mujer de 64 años, diagnosticada con COVID-19 hace más de dos meses, murió tras 70 días internada en la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital México. 

Ella se convirtió en la víctima número 12 de la enfermedad en Costa Rica.

"La fallecida, además de la edad, padecía de hipertensión arterial, diabetes y enfermedad hepática, todos factores de riesgo ante el COVID-19", informó el Ministerio de Salud en un comunicado de prensa.

La costarricense, vecina de San José, fue diagnosticada con COVID-19 el pasado 24 de marzo, luego de realizar un viaje al extranjero. 

Las pruebas de la paciente salían negativas desde el 13 de mayo, pero las complicaciones la mantuvieron en una condición grave. 

Esta misma semana, el Ministerio de Salud reveló otro deceso asociado con el nuevo coronavirus. Aunque ocurrió días atrás (el 30 de mayo), la autopsia hizo sospechar sobre la presencia del virus en el organismo de una joven de 26 años.

El lunes en horas de la noche se confirmó el primer diagnóstico post mortem en el país. El caso continúa en investigación.