Última Hora

Este lunes el ministro de Salud, Daniel Salas, indicó que solo se daría un acorralamiento en la Zona Norte o en el país entero si hay un escenario de transmisión comunitaria.

“Eventualmente un acorralamiento total sería justamente si la situación epidemiológica, incluso no solo de la Zona Norte sino del país, porque si tenemos un escenario de transmisión comunitaria en donde tenemos cientos de casos al día y muchas personas que están falleciendo cada diez minutos en los servicios de salud, pues obviamente el confinamiento sería para todo el país, así que eso depende de la gravedad, evolución y dinámica del sector”, aseguró Salas.

En los últimos días, el Ministerio de Salud ha reforzado las medidas sanitarias en los distritos de Cañas y Bebedero (Cañas), Las Juntas (Abangares), Peñas Blancas (San Ramón), Fortuna (San Carlos) y los cantones de Upala y Pococí. Estos sectores tienen alerta naranja debido al aumento de casos de COVID-19.

“Hemos optado por analizar específicamente donde están ocurriendo la mayoría de los casos, las condiciones sociodemográficas y dinámica poblacional a nivel social y económico que se presentan en los sectores para tomar las medidas, las cuales se han ido incrementando en los últimos días. Esto lo que busca es tratar de hacer ese confinamiento y evitar que haya una transmisión ampliada”, agregó el ministro.

El jerarca indicó que hay virus como la influenza que muchas veces empieza en el norte, pasa a la zona metropolitana y después al sur. Este podría ser el escenario de COVID-19, pero es incierto, por eso las decisiones se tomarán de acuerdo al riesgo epidemiológico y sanitario del momento.

Este lunes, Salud confirmó una segunda ola de COVID-19 en Costa Rica. Salas informó sobre 24 casos nuevos de la enfermedad y 1.342 acumulados desde el inicio de la emergencia el pasado 6 de marzo.