Última Hora

Autoridades municipales, de la Policía de Fronteras, Migración y Salud clausuraron un bar clandestino y decomisaron 1.000 bebidas alcohólicas en Sixaola de Limón, la noche del domingo.

“Este caso se registró en el centro de Sixaola, donde las autoridades intervinieron un inmueble que funcionaba como bar clandestino y con respecto al cual se habían recibido varias denuncias”, señaló el Ministerio de Seguridad.

Dentro del establecimiento había cuatro personas que se encontraban ingiriendo licor.

En total, las autoridades decomisaron 955 cervezas, varias botellas de licor, 67 refrescos y 43 cajetillas de cigarrillos.

La intervención policial se llevó a cabo como parte de las acciones interinstitucionales que desarrollan en todo el país para hacer respetar las órdenes sanitarias ante la emergencia por COVID-19.