Última Hora

¿Alguna vez ha visto a una mascota con el llamado 'cono de la vergüenza' o 'cono isabelino'? Si su mascota ha usado este cono, sabrá que se pone un poco afligido, aunque tiene una función muy importante.​

La veterinaria Mariela Vargas explicó que los conos se recomiendan cuando queremos evitar que el animal se chupe algunas zonas o que se rasque alguna parte de la cara.

Se utiliza con un collar normal, le debe quedar ajustado porque las mascotas pueden intentar quitarlo.

Vargas indicó que hay varios tipos, desde el más pequeño de siete centímetros hasta el más grande de 35 centímetros.


“Para escoger el tamaño lo más recomendado es que sea dos o tres centímetros de la punta de la nariz porque como ellos pueden estirar la lengua para alcanzar e intentar chuparse”, contó Vargas.

Por lo general, los conos son de plástico, sin embargo, hay otros tipos como la dona, que se infla, pero ese muchas veces se pincha.

Vargas recomienda a los dueños que no lo quiten sin una indicación del veterinario, ya que los animales pueden quitarse suturas, entonces es muy importante que no lo remuevan.

Solo se quitará el cono en caso de que la mascota no pueda comer o hacer sus necesidades, pero se debería hacer siempre bajo vigilancia.