Última Hora

Los Angeles, Estados Unidos | Las ocho franquicias excluidasdel final de temporadade la NBA tienen seis largos meses por delante hasta volver a competir y mucho trabajo por hacer: unas para formar a sus promesas, otras para encontrar un nuevo rumbo y una para preparar un nuevo asalto al campeonato.

Los Golden State Warriors, la franquicia que no se ha bajado de las finales desde 2015 consiguiendo tres anillos, cayeron en picada hasta acabar el curso en el último puesto con 50 derrotas y 15 victorias.

La marcha de Kevin Durant y la grave lesión de Klay Thompson antes de comenzar el año ya auguraba dificultades para los Warriors en su temporada de mudanza al Chase Center, su lujosa nueva cancha en San Francisco de más de 1.300 millones de dólares de presupuesto.

El 30 de octubre, Stephen Curry se fracturó la mano izquierda y los Warriors asumieron que solo les quedaba desarrollar a los jóvenes y sacar el mayor provecho posible del draft.

"Podíamos tener un año así después de tanta suerte a lo largo de los años con nuestra plantilla, con nuestra salud", dijo el entrenador, Steve Kerr. "Muchos de nuestros jugadores se han desarrollado y tenemos un par de chicos que se están recuperando y estarán listos la próxima temporada. Creo que es emocionante".

Golden State tendrá más opciones que nadie para obtener la primera elección del draft y seguir el camino de los San Antonio Spurs que, gracias a una nefasta temporada 1996/97 por lesiones, pudieron seleccionar con el número uno a Tim Duncan y resurgieron sumando cinco anillos en los siguientes años.

Los Minnesota Timberwolves es otro equipo del que se espera un salto de calidad el próximo año con su nueva pareja de jóvenes All-Star Karl-Anthony Towns y D'Angelo Russell, que apenas tuvieron tiempo de jugar juntos tras la llegada del base en febrero.

- Knicks en revisión -

El largo parón por la crisis de la covid-19 puede ser de gran ayuda para algunas franquicias emblemáticas que necesitan una nueva dirección, principalmente los New York Knicks. Tras despedir en diciembre a David Fizdale, su séptimo entrenador desde 2012, en la Gran Manzana se sigue buscando al técnico que les haga competitivos en la débil Conferencia Este.

El entrenador que llegue - Tom Thibodeau es el favorito - no tendrá una tarea fácil después de muchas decisiones deportivas cuestionadas, como el traspaso del letón Kristaps Porzingis a los Dallas Mavericks. Sin un "jugador franquicia", los Knicks tienen que confiar en promesas no contrastadas como RJ Barret y Mitchell Robinson y en acertar en su selección del draft.

Junto a los Knicks, otros equipos como los Charlotte Hornets - propiedad de Michael Jordan - y los Detroit Pistons también cierran la temporada con pocos motivos para la esperanza en el corto plazo.

- Ilusión en Atlanta -

Entre los equipos que ya están de vacaciones también los hay que miran al futuro con optimismo, como los Atlanta Hawks. El base Trae Young, que esta temporada ha explotado con 29,6 puntos, 9,3 asistencias y 3,4 triples por partido a sus 21 años, es la gran figura de una franquicia que también confía en el pujante ala-pívot John Collins y el ya afianzado Clint Capela.

Los Hawks, sin embargo, temen que este parón impacte en el desarrollo competitivo del equipo. "Es justo decir que estamos decepcionados de que a nuestro joven equipo no se le permita adquirir más valioso tiempo de jugar juntos", dijeron este viernes los responsables del club.

También en el Este, los Chicago Bulls son un prometedor plantel que decepcionó esta temporada al no dar el salto adelante esperado.

El ex jugador y manager lituano Arturas Karnisovas, con gran prestigio en la liga tras liderar la reconstrucción de los Denver Nuggets, recibió en abril el encargo de convertir de nuevo a los Bulls en un equipo ganador. Para ello tendrá que conseguir que promesas como el finlandés Lauri Markkanen, Wendell Carter Jr o Coby White se afiancen en la competición.

Los Cleveland Cavaliers, hundidos desde la marcha de LeBron James a Los Angeles Lakers, también han ido sumando piezas jóvenes para su reconstrucción.

Tras la suspensión del torneo en marzo por la irrupción del nuevo coronavirus, el jueves se resolvió la reanudación de la temporada con 22 equipos a partir del 31 de julio en el complejo deportivo de Disney World (Florida).