Última Hora

La Liga Deportiva Alajuelense sigue demostrando que le cuesta cerrar los partidos claves del torneo y en la última jornada ante el Saprissa dejó ir una ventaja y le complicó las posibilidades de luchar por la cima tras empatar 2-2. 

Tal y como le ha sucedido en las últimas ocasiones ante el Herediano, el Alajuelense de Andrés Carevic no sabe cerrar los encuentros “clase A” y los variantes no han funcionado en esos momentos, convirtiéndo los minutos finales en pesadillas. 

En la cancha se ha visto un equipo erizo que tiende a perder la posición de la pelota y le ceden al rival la posibilidad de atacar, sufriendo las consecuencias en el marcador.

Otra asignatura pendiente para Carevic son las variantes que no le han permitido sostener los marcadores favorables. Ante los tibaseños Cubero, Jonathan McDonald, Farreón y Anthony López no pesaron.

Sumado a las desatenciones antes expuestas, en Alajuelense hay otro fenómeno que que llama la atención: los fallos en la portería.

Leonel Moreira contabiliza dos fallos de manera consecutiva, primero ante Grecia en el segundo gol y más reciente el grosero error en el clásico ante Saprissa, donde un mal rebote provocó el 2-2.

Alajuelense tiene opción matemática de llegar al primer lugar, pero los morados se han escapado, por lo que queda pendiente la tarea de terminar el torneo en la segunda casilla y cerrar las semifinales en casa.

Este jueves los manudos visitan a Guadalupe.