Última Hora

La indignación por la muerte del estadounidense George Floyd, el lunes anterior a manos de un policía de Minneapolis, llegó hasta la Asamblea Legislativa, donde esta mañana los diputados acordaron de manera unánime un minuto de silencio en su memoria y la de todos los afrodescendientes víctimas del racismo y el odio.

Los legisladores condenaron la muerte de Floyd y la ola de violencia que ha generado en Estados Unidos en los últimos días, con miles de personas desafiando a la autoridad en protesta por los constantes abusos policiales en diferentes puntos del país, especialmente contra personas negras.

“Hoy he decidido utilizar mi tiempo de control político para hablar de este tema que no se puede invisibilizar (…) No podía dejar de llorar viendo ese video, George Floyd fue víctima del racismo, el odio y la discriminación, parte de una lista incansable de crímenes por intolerancia”, dijo la liberacionista Karine Niño, impulsora de la moción.

“Condenamos enérgicamente los actos de violencia, de abuso de poder y de racismo que hemos presenciado en los últimos días ocurridos en Minneapolis, la dolorosa e indignante muerte de George Floyd, que es un capítulo más de una historia larga, que viene desde la época de la esclavitud, una historia de racismo y discriminación contra las personas afrodescendientes.

“Condenamos la ligereza con la que el gobierno de Donald Trump ha tratado este tema y la complicidad con grupos racistas y de ultra derecha que ha llevado a atizar este nivel de violencia y racismo”, dijo el frenteamplista José María Villalta.

Estados Unidos vive una cruda ola de violencia que ha dejado estructuras y vehículos quemados, enfrentamientos civiles con la policía y saqueos a comercios.

Donald Trump anunció que echará mano al ejército si las protestas se mantienen.