Última Hora

RomaItalia | Un célebre médico italiano afirmó que la covid-19 ya no existe en Italia y que ya es hora de dejar de "aterrorizar" inútilmente a la gente, lo que provocó numerosas críticas de las autoridades y de otros especialistas.

"En realidad, el virus ya no existe clínicamente en Italia", dijo el domingo en la televisión RAI el doctor Alberto Zangrillo, director del hospital San Raffaele de Milán.

Zangrillo es conocido en Italia como "el médico de (Silvio) Berlusconi", pues se encarga de la salud del exjefe de gobierno italiano.

"Las pruebas efectuadas en los últimos diez días muestran una carga viral absolutamente infinitesimal (...) respecto a las realizadas hace uno o dos meses", dijo.

"Ya es hora de dejar de aterrorizar al país", agregó el médico.

El nuevo coronavirus ha causado unos 33.500 muertos en tres meses en Italia, que fue originalmente epicentro de la enfermedad en Europa, tras su aparición en China a fines de 2019.

El norte de Italia, en especial la región de Lombardía --de la que es capital Milán-- concentró lo esencial de los casos.

"A la espera de pruebas científicas para apoyar la tesis de la desaparición del virus, invito a quienes se declaran convencidos por esta tesis a no sembrar la duda entre los italianos", comentó en un tuit la subsecretaria del Ministerio de Salud, Sandra Zampa.

El jefe del Consejo Nacional de Salud, Franco Locatelli, se declaró "desconcertado" por las palabras de Zangrillo.

"Basta observar el número de nuevos casos positivos confirmados cada día para constatar la circulación persistente en Italia del nuevo coronavirus", declaró.

Esa cifra oscila entre 300 a 500 nuevas contaminaciones diarias, en todo el país, que se desconfina progresivamente. El domingo se registraron 355 nuevos casos, la mayoría en Lombardía.

El director del prestigioso instituto de enfermedades infecciosas Spallanzani, de Roma, Giuseppe Ippolito, consideró por su parte que no existe ninguna prueba científica de que el virus haya mutado o reducido su potencia.

"Esas afirmaciones no tienen ningún apoyo en la literatura científica y no parecen plausibles desde un punto genético", comentó el doctor Oscar MacLean, del Centro de Investigaciones sobre Virus de la Universidad de Glasgow, en Escocia.

"No estoy al corriente de estudios que afirmen que el virus se debilitó", declaró Jonathan Ball, profesor de virología molecular de la Universidad de Nottingham (Inglaterra).

Según los datos disponibles, "no hay ninguna prueba de que exista una diferencia significativa en la virulencia" del SRAS-CoV-2, apuntó Martin Hibberd, profesor de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres (LSHTM).