Última Hora

Una vez finalizado el juego la molestia del técnico Andrés Carevic era más que evidente.

En las imágenes post partido se le vio como pateaba una botella ubicada a un lado del banquillo. Tenía una frustración como nunca.

Ya un poco más tranquilo atendió a los medios de comunicación tras dejar ir su equipo una ventaja de 2-0 a favor y terminar “regalando” un empate 2-2 ante Saprissa.

“Estoy molesto con el resultado. Teníamos una ventaja importante de 2-0 y ellos no nos habían creado opciones de gol, lo íbamos ganando muy bien y ellos sin hacer mucho nos empataron”, comenzó diciendo el estratega.

Carevic destacó que Alajuelense fue el dominador absoluto del partido y solo contó un par de acciones de su rival.

“Solo tiraron dos centros, una pelota parada y un remate. Las anotaciones de ellos llegaron por desatenciones nuestras, esperamos poder revertir esos detalles que nos cuestan los partidos y puntos”, mencionó.

Pese a tener aún chances de lograr el liderato, Carevic ve “muy difícil” alcanzar al Saprissa de ahí que a partir de ahora solo se concentrará en pulir los detalles para la fase regular.

“Tenemos un equipo de jerarquía, en estas instancias tenemos que salir adelante y reponernos. Hay que aprender de esto y ajustar”, concluyó.