Última Hora

La exoneración de la regla fiscal aprobada la semana anterior para las municipalidades y consejos municipales fue lo que sacó a Rodrigo Chaves del Ministerio de Hacienda.

Así lo confirmó el hasta hoy ministro en una breve conferencia de prensa donde reconoció que el presidente Carlos Alvarado le pidió la renuncia argumentando “diferencia de estilo” en la manera de trabajar.

“Me dijo que él y yo tenemos estilos diferentes en la manera de trabajar, en particular hizo referencia a la carta que le envié el martes de la semana pasada urgiéndole y solicitándole de la manera más respetuosa que por favor vetara parcialmente el artículo 11 de la ley que aprobó la Asamblea Legislativa que exime a las municipalidades de la regla fiscal”, dijo el exjerarca.

Esa carta urgía al mandatario a no firmar en su totalidad el proyecto de ley aprobado ese mismo día por los diputados y que permite a los gobiernos locales no aplicar esa restricción al crecimiento del gasto para los dineros que ellos mismos generen.

“El señor presidente consideró que esa diferencia de lo que él llama “estilos” no nos permite continuar trabajando juntos, él tiene la investidura y el poder que da la Constitución que yo respeto absolutamente como juré servir”, dijo.

Chaves fue más allá y aseveró que “obviamente” hay más que solo un tema de estilo en esa decisión, argumentando que desde el inicio de la actual emergencia sanitaria él presentó un diagnóstico diferente de cuál es el verdadero problema que enfrenta el país y por lo tanto también de cómo podía el país sobrevivir a esta nueva crisis económica.

“Si la disciplina fiscal es importante siempre, nunca lo va a ser más importante que en el momento de crisis profunda que vive este país. Aflojar esa disciplina fiscal no me parece una política pública para la situación que vive el país y eso fue lo que se hizo el martes pasado”, finalizó el exministro, que será relevado por el actual presidente del INS Elián Villegas.

Razones

Junto a la salida de Rodrigo Chaves hoy también se confirmaron las renuncias del ministro de Ciencia y Tecnología Luis Adrián Salazar y la ministra de Comunicación Nancy Marín.

En su carta de renuncia, Salazar argumentó "diferencia ideológicas" para esa decisión, específicamente por el traslado de recursos del Fondo Nacional de Telecomunicaciones (Fonatel) a la atención de la deuda pública.

"No puedo estar de acuerdo en el uso de los recursos del Fonatel para otros propósitos que no sean el acceso universal y solidario a los servicios de telecomunicaciones, para que lleguen a las personas más vulnerables del país", dijo.

Marín, por su parte,  agradeció al presidente Carlos Alvarado por la oportunidad.

"Me voy con la labor cumplida, con un niño de un año y 10 meses que me espera en casa y que requiere mis cuidados. Sé que el Presidente junto con su equipo están comprometidos a dar lo mejor por este país y por eso les deseo el mejor de los éxitos", dijo.