Última Hora

Octavio Robles, un policía costarricense en Nueva Jersey, recibió una conmovedora ovación tras recuperarse de COVID-19.

Tras 22 días luchando contra la enfermedad, este policía de 41 años, nacido en Turrialba, recibió el alta médica en el Hospital Union City.

El oficial, padre de tres niños de seis, 12 y 13 años, cree que se infectó con el virus cuando trató de salvarle la vida a su madre. Semanas atrás, ella se sintió enferma y perdió la respiración, síntomas graves de COVID-19. Él, sin dudarlo un instante, le dio respiración boca a boca; su madre perdió la batalla y falleció.

Tres días después de intentarla reanimar, Octavio Robles sintió que sus niveles de temperatura subieron considerablemente y, de inmediato, acudió al centro médico. Un día después, fue trasladado a cuidados intensivos.

“Cuando Octavio ingresó al hospital, honestamente no teníamos esperanzas. No puedo decirte cuán aliviados y agradecidos están todos hoy. Desde el fondo o nuestros corazones, gracias", fueron las palabras de la jefa de la Policía local a los médicos y enfermeros.

Al policía costarricense le preguntaron sobre su decisión de arriesgar la vida frente al coronavirus y sentenció: “¿No enfrentarías al diablo por tu madre?”.