Última Hora

Algunos pacientes con cáncer podrían enfrentar severas complicaciones si llegaran a enfermarse por COVID-19. 

Ante esta realidad, los especialistas insisten que se deben extremar las medidas generales de limpieza, la protección al paciente, acompañantes y familiares; así como las medidas de protección del personal, en todos los servicios donde se reciban a personas con algún tipo de cáncer.​

Las estrictas medidas de protección conllevarían a que ni un solo paciente o miembro del personal, sea contagiado por Covid-19 en un centro médico.

“Algo realmente importante es que un paciente con cáncer que lamentablemente llegue a contraer la enfermedad debe ser aislado, pero no en los servicios de oncología, para evitar cualquier riesgo de contagio en otros enfermos. Este virus es muy agresivo en pacientes con cáncer y debemos tomar todas las medidas para minimizar los casos en esta población”, indicó Rolando Loría, oncólogo radioterápico de Radioterapia Siglo XXI.

Estas son las principales medidas que se deben tomar en centros médicos y clínicas:

-Realizar pruebas de temperatura en la entrada de los servicios o clínicas, tanto del paciente como de los acompañantes.

-Tener un sistema de programación de citas para pacientes ambulatorios, es decir, seguimientos por video llamadas.

-De ser posible, mantener canales de consulta en línea para pacientes con cáncer, para instruirlos sobre la toma de medicamentos y el manejo de los síntomas relacionados con su padecimiento.

“Se deben mantener los tratamientos a los pacientes con cáncer, pero en el caso de la aplicación de radioterapia se aconseja aplicar dosis en menos tiempo incrementando la dosis de radiación diaria, siempre y cuando el caso del paciente lo permita específicamente para tumores de mama, recto, próstata y tratamientos con intención paliativa”, agregó el doctor Loría.