Última Hora

Este martes equipos de guardacostas y la Fuerza Pública encontraron a cuatro personas acampando y otras siete veraneando en playas de Santa Cruz, Guanacaste, tales como Matapalo, Matapalito, Ocotal, Potrero y el Coco.​

Y el fin de semana se tuvieron que sacar poco más de 100 personas de varias playas de Guanacaste y Limón.

Para las autoridades hay muchos que, pese a las cifras de contagiados, siguen sin importarles lo que ocurre y más bien reaccionan como si nada estuviera pasando.

Precisamente para evitar que sigan ocurriendo estas acciones irresponsables, se estableció una multa que supera los ₡450.000 así como penas de prisión para quienes insistan en ingresar a las playas.

De igual manera se procederá a aplicar la ley con quienes estén navegando con barcos o lanchas sobrecargadas de pasajeros, y que sean sorprendidos por los guardacostas durante los operativos de revisión de embarcaciones.

Si las personas que han sido desalojadas insisten en reingresar, entonces se les podría detener y encausar por el delito de desobediencia a la autoridad, el cual tiene una pena de hasta tres años de prisión.

Hay sectores de la población que, a diferencia de estas otras personas, si están cumpliendo con las medidas de quedar en la casa. Jacó es un claro ejemplo ya que la zona estaba vacía este miércoles.

Recordemos que la medida de no ingresar a las playas está relacionada con la disposición de no generar aglomeraciones en sitios públicos.