Última Hora

La familia de Allison Pamela Bonilla Vásquez continúa en la búsqueda diaria de la joven de 18 años desaparecida desde hace más de un mes en el sector de Ujarrás.

A pesar de las circunstancias por las que atraviesa el país, ellos tienen claro que la búsqueda se debe mantener.

“Como no se puede andar en las calles andamos en fincas, en arboledas y lugares solos, todo eso lo hemos andado desde la pura mañana hasta la tarde”, comentó la tía de la menor.

El domingo anterior las autoridades recibieron una llamada indicando la aparición de la cédula de Allison dentro de un cafetal en Ujarrás, aproximadamente a 1 kilómetro de donde desapareció.

“Yo sé que anda un virus muy fuerte, pero Allison no puede esperar a que el virus pase para que la vayamos a buscar, tenemos que buscarla ahorita porque el tiempo se nos acaba, ya es un mes y ella nos necesita lo más pronto posible”, aseguró la familiar.

Con la cédula de identidad ya son tres las pistas que se tienen de la joven, junto con unos lentes medicados y un arete encontrados en las cercanías de la represa de Cachí.

“Al principio uno busca más desesperado ahora estamos buscando con más calma alguna pista que nos dé de ella”, indicó.

La familia de la joven mantiene la esperanza de que Allison Bonilla esté con vida y que pueda regresar a su hogar lo más pronto posible, sin embargo, hasta el momento no cuentan con información concreta.

“Es una parte de nuestra familia, es un pedacito de nosotros que está ahí, que no sabemos si duerme, si come, si tiene frío si necesita de nosotros, por favor que no la dejen de buscar, Ali nos necesita hasta el último día.

Nosotros le pedimos mucho a Dios que nos la devuelva que nos la traiga como sea su decisión pero si él la puede traer viva mucho mejor”, comentaron.

Si usted tiene conocimiento de algún dato que pueda contribuir a la investigación comuníquese a la línea confidencial del OIJ: 800-8000-645.