Última Hora

La Asamblea legislativa aprobó en primer debate una modificación a la ley de tránsito que permitiría sancionar con mano más dura la violación a la restricción vehicular sanitaria.

Hoy en día, irrespetar esa restricción implica una multa de 23 mil colones. De concretarse la modificación, esta multa subiría a 107 mil colones. También perderían seis puntos de la licencia y hasta se le podrían retirar las placas de su vehículo.

Asimismo, los legisladores también aprobaron en primer debate un proyecto que establece fuertes sanciones a quienes incumplan con órdenes sanitarias dictadas por las autoridades.

En este momento, si alguien recibe una orden de aislamiento por sospechas o por confirmación de tener una enfermedad contagiosa, como el COVID-19, y esa persona no hace caso a esa orden, no hay forma de sancionarlo económicamente.

La propuesta es cambiar la ley para que se le pueda imponer una multa que puede ser desde el medio millón de colones hasta inclusive llegar a  los 2.3 millones de colones, según la gravedad del incumplimiento.

Se espera que el próximo viernes se votan en segundo debate ambas iniciativas.