Última Hora

El curso lectivo 2020 se encuentra temporalmente suspendido. Según las directrices gubernamentales, se reanudaría hasta el lunes 13 de abril, después de la Semana Santa. 

Ante este panorama, en el marco de la emergencia nacional por Covid-19, muchos padres de familia se preguntan si están en la obligación de pagar las mensualidades de colegios privados y servicios de transporte estudiantiles.

Según el criterio de Consumidores de Costa Rica, la respuesta es sí. “Los servicios se rigen por el derecho privado, el contrato establece las condiciones de prestación del servicio; es decir, lo que contratan las partes es ley”.

“Difícilmente un contrato de esta naturaleza va a contemplar condiciones de fuerza mayor. ¿Qué son condiciones de fuerza mayor? Obviamente, la emergencia nacional que tenemos por el tema de la pandemia, podría ser una inundación o una catástrofe natural de cualquier índole (terremoto, huracán, etc.)”, aseguran los expertos.

Consumidores de Costa Rica no ha encontrado ni un solo contrato que contemple rebajos en la matrícula, condonaciones de deuda o flexibilización en los pagos por motivos de fuerza mayor. 

Hay que entender que el prestatario del servicio no está dejando de brindar el servicio de forma unilateral, sino como mandato de las autoridades sanitarias debido a la pandemia.

“Hay un servicio que se está prestando bajo condiciones distintas a las normales y entrarán en una condición de negociación; por eso es que algunos centros educativos han tomado la previsión de flexibilizar pagos, dar clases virtuales, enviar trabajos para hacer en la casa (…)”, asegura la asociación.

“El consumidor o la persona que está contractualmente obligada a pagar, tiene que seguir pagando obligatoriamente”, indicaron los expertos. 

Busetas escolares

Sobre los servicios de transporte de estudiantes, el Consejo de Transporte Público (CTP) manifestó que “lamentablemente no tiene injerencia sobre el tema porque se trata de un contrato entre el padre de familia y busetero”.

Debido a la difícil situación económica generada por el Covid-19, la institución recomienda dialogar con el encargado del servicio para llegar a un acuerdo que favorezca a las dos partes.